¿Por qué necesito ser humilde?

Por Leo Ramon Acosta

Antes de comenzar a desarrollar nuestro tema es necesario conocer el concepto de humildad. La humildad es una virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento. [1] Muchas personas asocian tal concepto a los ingresos económicos y consideran humildes a los más desposeídos, pero esto no es correcto, puede haber personas muy acaudaladas y sin embargo ser humilde. Es interesante saber que muchas veces al apóstol Pedro actuó con humildad, a pesar de que a primera vista se puede pensar que era una persona más bien extrovertida que no se quedaba callada nunca. En la experiencia de los discípulos con el Señor Jesús, donde Éste manda que tiren las redes y se produce un milagro, porque ellos no habían pescado nada en toda la noche,   ahora la red está a punto de reventar, Pedro actúa de la siguiente manera “Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador” [2] Pedro estaba reconociendo que era un milagro, que Jesús era Dios y él no era más que un pecador, por eso afirma dice “apártate de mí”. Es un muy claro que estaba reconociendo su propia condición y actuando en consecuencia, esto es lo que antes se dijo que era el concepto de humildad. Creo que la experiencia de Pedro es una excelente enseñanza para que meditemos en el sentido de actuar siempre con humildad, en términos generales no somos humildes, sino por el contrario somos arrogantes, esta actitud puede ser consecuencia del desconocimiento de nuestro propio ser. En este momento podríamos preguntarnos. ¿Cómo aprendo a ser humilde? El apóstol Pablo nos conduce a una respuesta al escribir a los hermanos de Filípos y decir “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,  el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre,  se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”.[3] Parece muy claro que si fuésemos como Cristo seríamos más humildes y actuaríamos como quien tiene esta virtud. Tal vez tenga mucho sentido decir que El Señor antes de enviar a los discípulos quiso pasar momentos con ellos para instruirlos, según narra el médico Lucas cuando dice “Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos. Y les dijo: No toméis nada para el camino, ni bordón, ni alforja, ni pan, ni dinero; ni llevéis dos túnicas. Y en cualquier casa donde entréis, quedad allí, y de allí salid. Y dondequiera que no os recibieren, salid de aquella ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos”. [4} Los discípulos pasaron tiempo con Jesús para ser instruidos y luego fueron a cumplir la misión. Hoy todos sabemos que se nos ha dado una misión que debemos cumplir, pero eso será posible cuando pasemos tiempo conociendo a Jesús y Él nos instruya para hacer humildes y entonces seremos aptos para el trabajo que nos ha encomendado. Una pregunta final ¿Cómo podemos conocer y pasar tiempo con Jesús? En pasado fue algo literal los discípulos pasaron tiempo con Jesús y el los entrenó. Estoy seguro que hoy quiere Jesús hacer lo mismo con nosotros y eso será posible, sólo a través del estudio sistemático de la Sagradas Escrituras y de la oración.

 

[1] Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.

[2] Reina Valera. 1960. Lc. 5:8

[3] Reina Valera. 1960. Fil.2:5-8

[4} Reina Valera. 1960. Lc. 9:1-5 

2,307 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

“CON ÉL”

Lunes 15/feb/2016

Cuando Jesús llamó a los primeros discípulos a orillas del mar de Galilea, ya habían presenciado su poder sobre el mal. Lo habían visto desafiar demonios (Luc. 4:34-36), sanar enfermos (vers. 38-41), gobernar la naturaleza (Luc. 5:4-6), revelar el pecado y, luego, aseg...

Leer más...

¿Por qué necesito ser humilde?

Por Leo Ramon Acosta

Antes de comenzar a desarrollar nuestro tema es necesario conocer el concepto de humildad. La humildad es una virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento. [1] Muchas personas asocian tal concep...

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

EL CARNERO Y EL MACHO CABRÍO

Al igual que en Daniel 2 y 7, esta es otra visión del surgimiento y la caída de los imperios mundiales, aunque con un simbolismo diferente. Este simbolismo está directamente relacionado con el Santuario de Dios

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:

Una mirada rápida a la historia revela que después de la caída del Imperio Romano, que sobrevino por los ataques de los bárbaros del norte, el obispo de Roma aprovechó el derrocamiento de tres tribus bárbaras y se consolidó como el único poder de Roma a partir de 538 d.C.

Leer más...

Guarda tu corazón

Por Alejo Aguilar

La mayoría de nosotros acostumbramos guardar algo. Guardamos secretos, recuerdos y, sobre todo, cosas (¡a veces tantas que lo lamentamos al tener que mudarnos!) La acción de «guardar» obviamente no es ajena a los personajes bíblicos, solo que el concepto bíblico es algo más...

Leer más...

“DEJA QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS”

Primero, en Mateo 8:18 al 22, vemos a dos hombres que se acercan a Jesús con el deseo de ser sus discípulos. Ambos son sinceros y, no obstante, ambos parecen tener algo que los retiene. Entonces Jesús, que conoce todos nuestros pensamientos, va al centro del asunto.

Leer más...

DE LA CONTAMINACIÓN A LA PURIFICACIÓN

En 548/547 a.C. se le dio al profeta la visión que se presenta en Daniel 8, que brinda algunas aclaraciones importantes sobre el juicio al que se hace referencia en Daniel 7. A diferencia de las visiones de Daniel 2 y 7, la visión de Daniel 8 omite a Babilonia

Leer más...

LOS ATRIBUTOS DIVINOS DEL ESPÍRITU SANTO

En su examen de la sabiduría de Dios, Pablo argumenta que es el Espíritu Santo el que nos da a conocer esta sabiduría. Los “iguales se conocen” es el razonamiento que Pablo utiliza aquí en su argumento. Solamente uno que es igual a Dios puede saber las cosas profundas de Dios

Leer más...

REQUISITOS PARA LA LLUVIA TARDÍA

Orar en grupos pequeños con otros feligreses nos lleva a un vínculo más cercano de unidad y compañerismo. Tanto la oración como el estudio de la Biblia nos preparan para ser sensibles al...

Leer más...

CEÑIDOS CON LA VERDAD, LA CORAZA DE JUSTICIA

Pablo pudo haberse referido a un delantal de cuero que ofrecía alguna protección al abdomen pero permitía libre el movimiento para la acción. En este sentido, el ceñidor, o delantal, era una pieza básica de la armadura.

Leer más...