EL DÍA DE LA EXPIACIÓN

Por Omar Velázquez

Para los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, hablar del día de la expiación, es tocar un tema básico en la comprensión de las profecías bíblicas. Porque la interpretación de la profecía de los 2300 días de Daniel 8:14 nos ha llegado a aclarar, que a partir de 1844, los seres humanos y el mundo en general, estamos en el cumplimiento del gran día de la expiación (antitipo), anunciado en el día de la expiación (tipo), que se realizaba por el antiguo pueblo de Israel como parte de los servicios que se ofrecían en torno al santuario. Todos los detalles de las ceremonias que se realizaban ese día están descritos en Levítico 16.

El tema del día de la expiación debe ser bien conocido por cada miembro de iglesia de tal manera que sea dominado y fácil de explicar.  Es cierto que, para cada adventista, es importante comprender el significado del día de la expiación. Pero,  más que  conocimiento de esta profecía, la comprensión de este tema debe llevar a una experiencia espiritual que produzca en el creyente el gozo de la salvación. Solo los que viven felices porque saben que tienen un gran Sumo Sacerdote en los cielos que se compadece de sus debilidades (He. 4: 14-16), y están conscientes de los tiempos proféticos que vive nuestro mundo, pueden estar comprometidos en participar  con dedicación, con entusiasmo y con alegría en la tarea de compartir las verdades eternas que se desprenden de este tema en particular. 

Sin embargo, esto no es la realidad en muchos de los adventistas de la actualidad. El tema del día de la expiación no se conoce bien y por lo tanto, tampoco ha hecho el efecto espiritual esperado en los miembros de la iglesia. Y como resultado, tal vez, esta sea una de las razones que están impidiendo un nuevo despertar evangelístico entre los adventistas que nos toca vivir en estos tiempos proféticos. Definitivamente, La comprensión profética del día de la expiación en los primeros adventistas del séptimo día, fue uno de los temas que encendieron su corazón con pasión misionera y que impulsaron a la naciente iglesia con una visión mundial. Esperamos que pronto esa experiencia se repita entre los adventistas de la actualidad.

 En síntesis ¿Cuál es el mensaje del día de la expiación que debiera llenar nuestro corazón del gozo de la salvación e impulsarnos a compartir con otros esa verdad eterna? En primer lugar, quiero explicar lo que significa la palabra expiación. Aunque esta palabra no es común, la comprensión de su significado es básica para captar la importancia de este tema. En esencia, bíblicamente, expiación es perdón. Un perdón que se obtiene mediante un sacrificio. Y quien se somete a la expiación, no solo limpia su pecado, sino que también se libera de su castigo porque un sustituto murió en su lugar. Además, es importante señalar que otro de los efectos del perdón obtenido mediante la expiación es restaurar la relación del pecador con Dios. Las Sagradas Escrituras son muy precisas en señalar que el pecado hace separación entre Dios y los hombres (Is. 59: 2). En la Biblia al pecado se lo presenta como un obstáculo entre el hombre y Dios. Pero la Biblia también presenta a la expiación como la obra que permite eliminar dicho obstáculo para volver a establecer la relación entre Dios y los seres humanos.  

Otras verdades esenciales que se desprenden de las enseñanzas objetivas de los rituales que se tenían en el Día de la Expiación son las siguientes: En primer lugar, se enseñaba que el perdón obtenido mediante sacrificios, a través de las ofrendas diarias por los pecados durante todo el año anterior, se había logrado en el pasado. En segundo lugar, en las acciones del sumo sacerdote, ese día, se ilustraba que se necesitaba un mediador ante la presencia de Dios en el presente. Y Finalmente, mediante la transferencia de los pecados de todo Israel sobre el macho cabrío vivo y su destierro al desierto, se anticipaba que en el futuro, el verdadero culpable de los pecados de los seres humanos se eliminaría y junto con él se erradicaría el pecado para siempre. En otras palabras, los ritos descritos en Levitico 16 para el día de la expiación resumían, de manera objetiva el maravilloso plan de salvación, y sobre todo mostraban a un Dios misericordioso y benevolente que ofrece un camino al pecador para restaurar su relación con él, pero también mostraban a un Dios justo que demanda un castigo por el pecado.

Creo que la esencia del mensaje de esperanza que se desprende del Día de la Expiación se puede resumir en lo siguiente: En el pasado, Cristo, nuestro Salvador, con su sangre expiatoria derramada  en la cruz obtuvo el perdón de nuestros pecados. En el presente, mediante su ministerio sacerdotal en el santuario celestial, nos podemos acercar “confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (He. 4:16). Y finalmente, en el futuro, se vislumbra la aniquilación del verdadero culpable  del pecado, satanás, y junto con él, el fin de la presencia del pecado en este mundo y en el universo mismo. En otras palabras, el Día de la Expiación enseña de manera objetiva, un pasado de justificación, un presente de santificación y un futuro de glorificación. Esas son las nuevas de salvación que debemos compartir porque “el que ha de venir vendrá, y no tardará.”

4,688 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

Conclusión

Viernes 08/nov/2013

Una vez terminado el servicio que se cumplía en el Lugar Santísimo, y cuando los pecados de Israel habían sido quitados del Santuario por virtud de la sangre del sacrificio por el pecado, entonces el macho cabrío emisario era ofrecido vivo ante el Señor; y en presencia...

Leer más...

EL DÍA DE LA EXPIACIÓN

Por Omar Velázquez

Para los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, hablar del día de la expiación, es tocar un tema básico en la comprensión de las profecías bíblicas. Porque la interpretación de la profecía de los 2300 días de Daniel 8:14 nos ha llegado a aclarar, que a partir de...

Leer más...

Aprendizaje significativo

Por Adriana Castillo

Aprendizaje significativo. Ausubel (1970) considera que el aprendizaje significativo es un proceso en el que el nuevo contenido de aprendizaje se relaciona con un conocimiento previo del individuo. Este aprendizaje se produce cuando la nueva información se enlaza con las id...

Leer más...

UN SANTUARIO DE VERDAD

Por Jonathan Marquez Zeisa

Hablar de santuarios en este tiempo es hablar de un tema que es conocido por la casi totalidad de los seres humanos. Es posible que hayas oído hablar de “santuario de mariposas, orangutanes, hienas, leones, flores, etc.”Pero ¿Qué es un santuario? ¿Su significado estará siem...

Leer más...

PREPARACIÓN PARA LA MUERTE

A menos que estemos con vida en la Segunda Venida, podemos esperar el mayor cambio de todos: de la vida a la muerte. Junto con el matrimonio y el nacimiento

Leer más...

PREPARACIÓN PARA LA VEJEZ

“Los días de nuestra edad son setenta años; y si en los más robustos son ochenta años, con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, porque pronto pasan, y volamos” (Sal. 90:10). Estas palabras de Moisés nos recuerdan la marcha inexorable del tiempo

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

Repartieron entre sí mis vestidos

Es difícil imaginar la humillación que Jesús había de soportar. Después de la ceremonia burlesca de los soldados, fue llevado a la cruz y entonces, allí, le quitaron el último vestigio de sus posesiones terrenales, la ropa que

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

Tu identidad en 56 versículos

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

Seguramente te has preguntado más de una vez quién eres, de dónde vienes y a dónde irás cuando mueras. Ya te habrás dado cuenta de que no todo en este mundo funciona bien y habrás averiguado por qué las personas son malas, por qué la naturaleza está dañada y qué se podría h...

Leer más...

¿Qué significa adorar a Dios en espíritu y en verdad?

Por Omar Velázquez

En primer lugar, quiero reconocer tu sinceridad en tu pregunta. Porque, es cierto, la lección presenta demasiado material teológico sobre la divinidad de Cristo para fundamentar nuestra adoración a Él. Al meditar en tu pregunta, creo que esa no es tu preocupación, sino el s...

Leer más...

“DEJA QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS”

Primero, en Mateo 8:18 al 22, vemos a dos hombres que se acercan a Jesús con el deseo de ser sus discípulos. Ambos son sinceros y, no obstante, ambos parecen tener algo que los retiene. Entonces Jesús, que conoce todos nuestros pensamientos, va al centro del asunto.

Leer más...

SOBRELLEVAR CARGAS (Gálatas 6:2-5)

La palabra “carga”, en Gálatas 6:5, es báros, y habla de un peso grande que debía llevarse a grandes distancias. Luego, llegó a ser una metáfora para cualquier dificultad, tal como un largo día de trabajo (Mateo 20:12 ). Por el contexto inmediato, la admonición de Pablo era...

Leer más...

Guarda tu corazón

Por Alejo Aguilar

La mayoría de nosotros acostumbramos guardar algo. Guardamos secretos, recuerdos y, sobre todo, cosas (¡a veces tantas que lo lamentamos al tener que mudarnos!) La acción de «guardar» obviamente no es ajena a los personajes bíblicos, solo que el concepto bíblico es algo más...

Leer más...