¿TIENES FE O ERES FIEL?

Por Alejo Aguilar

Si te dijera que la palabra "fe" no existe en el Antiguo Testamento, ¿me creerías? ¿Qué implicaciones tendría esto al intentar comprender lo que la epístola a los Gálatas nos enseña acerca de la fe?

Siendo que el apóstol Pablo cita en varias ocasiones el versículo de Habacuc 2:4 en sus escritos (Rom. 1:17; Heb. 10:38), y que esta cita pareciera medular en su entendimiento del papel que juegan la "fe" y las "obras" en la vida del cristiano (Gal. 3:11), tomemos un momento para analizar brevemente este pasaje, así como lo que el Antiguo Testamento nos dice respecto de la "fe".

¿Fe o fidelidad?

Aunque la palabra que Pablo utiliza más de 170 veces para referirse a la "fe" es la palabra griega pistis, debemos recordar que los escritores del Nuevo Testamento, pese a usar vocablos griegos, la mayoría de las veces plasmaron sus enseñanzas en el marco del pensamiento hebreo, y siempre en congruencia con el mensaje del Antiguo Testamento. Por ello, resulta sumamente útil resaltar que el concepto "fe" en la mente de Pablo seguramente provenía de la palabra hebrea ´emunah.[1]

Siendo que la palabra ´emunahproviene de una raíz que conlleva la idea de "certeza" y "firmeza"[2], ésta comúnmente ha sido asociada con el concepto "fe". Sin embargo, dado su sentido original, la gran mayoría de las veces ésta no se traduce en el Antiguo Testamento como "fe", sino como "fidelidad" o "verdad" (Lam. 3:23; Os. 2:22; Sal. 100:5; Jer. 5:3; 7:28, etc.).[3]

De ahí que la ´emunah,al ser un atributo de Dios mismo (Deut. 32:4; 1 Sam. 26:23; Sal. 36:5; 40:10; Lam. 3:23), una característica de su forma de actuar (Sal. 33:4; 119:86; 143:1), también sea la mejor manera de resaltar que Dios esfiel (practica la ´emunah) y, por tanto, digno de toda nuestra confianza.

Pero el Antiguo Testamento va más allá, al decirnos que la fidelidad también es un atributo que el Señor anhela compartir y espera ver en nuestra conducta (Pr. 12:22; Is. 59:4; Jer. 5:1; 2 Re.12:16; etc.) Razón por la que, en el libro de Habacuc, la "fe" (´emunah) sea la característica distintiva de los "justos" (Hab. 2:4), la característica de aquellos que, pese a la adversidad e injusticias que afrontan, siguen confiando y siendo fieles a Dios (Hab. 3:18).

¿Qué implica ser fiel?

Además de enseñarnos que el que ha sido justificado vivirá también de una manera fiel, el libro de Habacuc aclara cómo es que dicha fidelidad ha de evidenciarse.

Siendo que el proceder de los "impíos" atenta contra la justicia y contra la misma ley (torah, Hab. 1:4), el contraste que el profeta Habacuc hace en su libro entre éstos y los "justos" es evidente. Mientras que la conducta de los primeros evidencia su abierta transgresión de los requerimientos divinos (Hab. 1:4, 13), el profeta describe a los "justos" sufriendo por dicho comportamiento, pero sobre todo los distingue claramente del mismo (Hab. 2:4).

De esa forma, Habacuc nos dice que la conducta de quien ha sido justificado, lejos de hacer a un lado los requerimientos divinos, se caracteriza por la fidelidad y lealtad a los mismos. Algo que, como seguramente recuerdas, también sucedió en la experiencia del propio Abrahán (compara Gen. 15:6 con Gen. 17:1 y 26:5).

Por lo tanto, siendo que la mejor definición de "fe" en el Antiguo Testamento es fidelidad, y por cuanto ésta tiene que ver específicamente con un estilo de vida fiel, valdría la pena preguntarnos entonces cuán posible es que Pablo, al enfatizar la fe en sus epístolas, podría al mismo tiempo estar hablando en contra de la obediencia. ¿Crees que esto sería compatible con el pensamiento de un hombre educado "a los pies de Gamaliel" (Hc. 22:3)? ¿Es posible que la epístola a los Gálatas sea una notable excepción?

 Enfatizando que jamás seremos salvos por la obediencia, pero mostrando que esta es parte del estilo de vida fiel del creyente, la consecuencia de ejercer la "fe"; aclarando que la obediencia de Abrahán o la nuestra nunca podrán ser la razón de nuestra justificación, pero sí su resultado, las Escrituras en su conjunto nos enseñan que efectivamente "todo don perfecto" (incluidas nuestra justificación y obediencia) "proviene de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación (Sant. 1:17). ¿Crees que tan sublime verdad podría estar en contra del Evangelio?



[1]
Si deseas estudiar más acerca de esto, una fuente inicial es el Compendio del Diccionario teológico del Nuevo Testamento(Grand Rapids, Michigan: Libros Desafío, 2002), 653-660, el cual está disponible en http://www.mediafire.com/?rapb3ro4w6brbm8.

 

[2]Jack Scott, "´aman", Theological Wordbook of the Old Testament (Chicago: Moody Press, 1980), 51-53; R.W. Moberly, "´aman", New International Dictionary of Old Testament Theology and Exegesis (Grand Rapids: Zondervan Publishing House, 1997), 1:427. De paso, nuestra palabra "amen", deriva de esta misma raíz.

[3]De hecho, la única vez que´emunah se traduce como "fe" en la versión Reina Valera, revisión de 1960, es precisamente en Habacuc 2:4.

5,958 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

DIDÁCTICA CELESTIAL

Por Alejo Aguilar

Hace algunos años, el Creador me dio el sagrado privilegio de convertirme en padre. Siete años después, el Señor tuvo a bien concederme otro regalo: el de ser maestro de teología. Y si bien estoy consciente de que esta última responsabilidad puede cambiar, también estoy seg...

Leer más...

Tu experiencia personal, ¿está hablando de Justificación por la Fe?

Por Jair Arody del Valle

Nuestra confesión de su fidelidad es el factor escogido por el Cielo para revelar a Cristo al mundo. Debemos reconocer su gracia como fue dada a conocer por los santos de antaño; pero lo que será más eficaz es el testimonio de nuestra propia experiencia. Somos testigos de D...

Leer más...

¿TIENES FE O ERES FIEL?

Por Alejo Aguilar

Si te dijera que la palabra “fe” no existe en el Antiguo Testamento, ¿me creerías? ¿Qué implicaciones tendría esto al intentar comprender lo que la epístola a los Gálatas nos enseña acerca de la fe? iendo que el apóstol Pablo cita en varias ocasiones el versículo de Habacuc...

Leer más...

La argumentación cómo método de enseñanza

Por Jair Arody del Valle

Como profesor en una institución educativa, es muy frecuente escuchar hablar sobre cómo mejorar la calidad de la enseñanza, de tal forma que se exploran e intenta con “nuevas” formas de enseñanza. Pero como profesor cristiano, es un placer descubrir y aprender cómo las Sagr...

Leer más...

Pablo y el antiguo testamento

Por Angel Guzman

or muchos años las investigaciones y estudios de los escritos paulinos se concentró en descubrir cuál era el centro de su teología lo cual dependía radicalmente de la base, raíz u origen de la misma. Ahora se entiende que el fundamento principal de las aplicaciones teológic...

Leer más...

“DEJA QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS”

Primero, en Mateo 8:18 al 22, vemos a dos hombres que se acercan a Jesús con el deseo de ser sus discípulos. Ambos son sinceros y, no obstante, ambos parecen tener algo que los retiene. Entonces Jesús, que conoce todos nuestros pensamientos, va al centro del asunto.

Leer más...

LA REVELACIÓN DIVINA DE LA BIBLIA

La Biblia no es como cualquier otro libro. Según el apóstol Pedro, los profetas fueron inspirados por el Espíritu Santo de manera que el contenido de su mensaje vino de Dios. No lo inventaron ellos

Leer más...

LA BIBLIA COMO HISTORIA

La Biblia es única en comparación con otros libros “santos” porque está constituida en la historia. Esto significa que la Biblia no es simplemente el pensamiento filosófico de un ser humano

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

EL PODER TRANSFORMADOR DE LA PALABRA

En 621 a.C., cuando Josías tenía aproximadamente 25 años, Hilcías, el sumo sacerdote, descubrió “el libro de la ley”, que pudieron haber sido los primeros cinco libros de Moisés o, específicamente, el libro de Deuteronomio

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

¿Qué significa adorar a Dios en espíritu y en verdad?

Por Omar Velázquez

En primer lugar, quiero reconocer tu sinceridad en tu pregunta. Porque, es cierto, la lección presenta demasiado material teológico sobre la divinidad de Cristo para fundamentar nuestra adoración a Él. Al meditar en tu pregunta, creo que esa no es tu preocupación, sino el s...

Leer más...

LOS ATRIBUTOS DIVINOS DEL ESPÍRITU SANTO

En su examen de la sabiduría de Dios, Pablo argumenta que es el Espíritu Santo el que nos da a conocer esta sabiduría. Los “iguales se conocen” es el razonamiento que Pablo utiliza aquí en su argumento. Solamente uno que es igual a Dios puede saber las cosas profundas de Dios

Leer más...

LA VARA DE ALMENDRO

El profeta es un testigo de Dios; su tarea es hablar, no de sí mismo sino solo de Dios. Jeremías no fue llamado a encontrar soluciones a los problemas de la nación, o a llegar a ser una gran personalidad o un líder carismático a quien el pueblo seguiría.

Leer más...

EL PRÍNCIPE DE ESTE MUNDO

Cuando Dios instaló a Adán y a Eva en el Jardín del Edén, les confió la administración del Edén (Gén. 2:8, 15), y el cuidado de todas las criaturas en las aguas, los cielos y sobre la tierra (Gén. 1:26, 28). Cuando Adán nombró a todos los animales, demostró su m...

Leer más...