Fuego extraño

Por Jose Mercedes Espinosa

Si el fuego siempre es fuego, ¿cuál fue el fuego extraño que ofrecieron los hijos de Aarón?

Dios dio indicaciones precisas respecto de la adoración y la forma como debía procederse al presentarse delante de Él. El fuego extraño que Nadab y Abiú presentaron, sin duda no cumplía con las indicaciones divinas o estaba fuera de lo reglamentado por Dios. Sea cual fuere el caso, aquí hay dos problemas graves. O lo hicieron con arrogancia, despreciando las indicaciones de Dios, o lo hicieron ciegamente entorpecidos por ingerir alguna sustancia embriagante.

La indicación que Dios da a Aarón en Levítico 10:8 y 9 sugiere que Nabab y Abiú estaban bajo el efecto del alcohol cuando ofrecieron el incienso. La indicación es muy enfática: “No beberán vino ni sidra cuando entréis en el tabernáculo de reunión, para que no muráis”. Ellos murieron, por lo que la primera idea es que habían bebido vino o sidra.

Tomando esta primera opción encontramos una lección muy importante en cuanto a la adoración: Dios quiere que le adoremos con todo nuestro entendimiento, con cordura y plena lucidez mental. Como dijo Jesús en su conversación con la mujer samaritana “los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad” (Juan 4:23), para señalar que debe haber el espíritu correcto y la forma correcta. San Pablo también afirma en 1 Corintios 14:15, “Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento”. Esto lo dice Pablo en el contexto del problema que había en Corinto sobre hablar en lenguas. Desde este punto de vista el fuego extraño puede aplicarse al acto de adorar a Dios con nuestros sentidos afectados, no solo por bebidas embriagantes, sino por un espíritu extraño que se posesione de nosotros al momento de adorar. Ese espíritu extraño puede tomar posesión de la persona y hacerla decir o hacer cosas que no haría si tuviera control de sí misma.

Algunas manifestaciones “pentecostales” evidentemente hacen que la gente actúe fuera de sí. Y una adoración de esa forma ya no es con el entendimiento. Pues hay “fuego extraño” introducido en la adoración.

La otra opción, respecto del fuego extraño que presentaron Nadab y Abiú, es que lo hayan hecho con pleno conocimiento de causa, pero no conforme a las indicaciones de Dios. En este caso estarían actuando con arrogancia, despreciando las indicaciones divinas. Aquí entra el espíritu de autosuficiencia que quita a Dios como el centro de la adoración y coloca al adorador. Definitivamente, Dios debe ser el centro de la adoración, y esa adoración incluye atender a sus indicaciones, pues, como le dijera Samuel a Saúl, “el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención, que la grosura de los carneros” (1 Sam. 15:22).

No se trata de presentarnos ante Dios con ideas nuevas solo para hacernos los interesantes o novedosos. Se puede caer en este error al aferrarse a doctrinas o enseñanzas que parecen traer nueva luz, pero que no están acordes con la Palabra de Dios. Es necesario cuidarse de ideas sensacionalistas que parecen muy atractivas o novedosas, pero que no pasan la prueba de un análisis serio, pues pueden ser “fuego extraño”. A fin de evitar este tipo de fuego extraño es necesario someter nuestro juicio en primer lugar a los escritos inspirados y en segundo lugar a la opinión de nuestros hermanos más experimentados. No es sabio cabalgar sobre “caballitos de batalla” que parecen correctos solo a nuestro propio juicio.

Dios manifestó en forma directa su desaprobación sobre este fuego extraño a fin de mostrar a Israel que la adoración tiene sus reglas y que al presentarse ante él se requiere juicio cabal y humildad para atender sus indicaciones.

5,887 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

UNA ACTITUD DE ENTREGA

Miércoles 27/jul/2011

La adoración es un tema serio en la Biblia. No es asunto de gusto personal, ni es hacer lo que a uno le agrada o seguir las inclinaciones propias.

Leer más...

Fuego extraño

Por Jose Mercedes Espinosa

Si el fuego siempre es fuego, ¿cuál fue el fuego extraño que ofrecieron los hijos de Aarón? Dios dio indicaciones precisas respecto de la adoración y la forma como debía procederse al presentarse delante de Él. El fuego extraño que Nadab y Abiú presentaron, sin duda no cump...

Leer más...

Criaturas que responden

Por Jair Arody del Valle

Podemos visualizar la adoración como un proceso de comunicación, es decir, aquel acto donde se necesitan dos partes para poder efectuarse (emisor y receptor). Por lo tanto responder es un elemento necesario en toda comunicación. Responder es necesario en la adoración, ya qu...

Leer más...

¿En qué consiste la bienaventuranza de Israel en relación con la adoración?

Por Jose Mercedes Espinosa

Moisés declara “Bienaventurado tú, oh Israel” (Deut. 34:29). Y esa declaración se toma como el título de la lección de esta semana, pero sin duda muchos se preguntarán por qué se le llama a Israel bienaventurado en relación con la adoración. Al considerar lo que implica la ...

Leer más...

Método de carácter experiencial

Por Jair Arody del Valle

Una forma para lograr comprender y aplicar los conceptos de hechos históricos como las presentados en la lección de esta semana, bienaventurado eres ¡Oh, Israel!, tiene que ver con la contextualización de los eventos, es decir, situarlos o vincularlos con cuestiones relevan...

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

LA RESTAURACIÓN Y LA UNIDAD

El deseo de Jesús al dar el consejo de Mateo 18 es mantener los conflictos interpersonales dentro de la iglesia en un grupo lo más reducido posible. Su intención es que las dos personas involucradas resuelvan el problema entre sí

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

“DEJA QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS”

Primero, en Mateo 8:18 al 22, vemos a dos hombres que se acercan a Jesús con el deseo de ser sus discípulos. Ambos son sinceros y, no obstante, ambos parecen tener algo que los retiene. Entonces Jesús, que conoce todos nuestros pensamientos, va al centro del asunto.

Leer más...

Guarda tu corazón

Por Alejo Aguilar

La mayoría de nosotros acostumbramos guardar algo. Guardamos secretos, recuerdos y, sobre todo, cosas (¡a veces tantas que lo lamentamos al tener que mudarnos!) La acción de «guardar» obviamente no es ajena a los personajes bíblicos, solo que el concepto bíblico es algo más...

Leer más...

EL PERDÓN

¿Qué es el perdón? El perdón ¿justifica el comportamiento de alguien que nos ha hecho un daño terrible? Mi perdón ¿depende del arrepentimiento del ofensor? ¿Qué pasa si la persona con la que estoy enojado no merece perdón?

Leer más...

EL HOMBRE VIEJO Y EL NUEVO, ¿QUIÉN VIVE EN QUIÉN?

Por Juan José Andrade

Te presento el siguiente cuestionamiento y ruego tu colaboración: El hombre viejo y el hombre nuevo, ¿pueden convivir juntos en una persona o necesariamente uno desechará al otro?

Leer más...

¿Qué significa adorar a Dios en espíritu y en verdad?

Por Omar Velázquez

En primer lugar, quiero reconocer tu sinceridad en tu pregunta. Porque, es cierto, la lección presenta demasiado material teológico sobre la divinidad de Cristo para fundamentar nuestra adoración a Él. Al meditar en tu pregunta, creo que esa no es tu preocupación, sino el s...

Leer más...

CEÑIDOS CON LA VERDAD, LA CORAZA DE JUSTICIA

Pablo pudo haberse referido a un delantal de cuero que ofrecía alguna protección al abdomen pero permitía libre el movimiento para la acción. En este sentido, el ceñidor, o delantal, era una pieza básica de la armadura.

Leer más...

EL PRÍNCIPE DE ESTE MUNDO

Cuando Dios instaló a Adán y a Eva en el Jardín del Edén, les confió la administración del Edén (Gén. 2:8, 15), y el cuidado de todas las criaturas en las aguas, los cielos y sobre la tierra (Gén. 1:26, 28). Cuando Adán nombró a todos los animales, demostró su m...

Leer más...