EscuelaSabaticaUniversitaria.ORG

Nuestras Responsabilidades

jueves 26/feb/2015

“Cuando yo dijere al impío: Impío, de cierto morirás; si tú no ha­blares para que se guarde el impío de su camino, el impío morirá por su pecado, pero su sangre demandaré de tu mano” (Eze. 33:8). ¿Qué principio espiritual básico se revela aquí?

Estudia

“¿No te he escrito tres veces en consejos y en ciencia, para hacerte saber la certidumbre de las palabras de verdad, a fin de que vuelvas a llevar palabras de verdad a los que te enviaron?” Prov. 22:20, 21