“Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades” (Apoc. 18:4, 5).

LAS SIETE CABEZAS DE LA BESTIA

Lee Apocalipsis 17:9 al 11; y 13:18. El requisito para comprender las siete cabezas es una mente sabia. ¿De qué tipo de sabiduría se habla aquí? ¿Cómo se puede obtener esta sabiduría divinamente impartida (ver Sant. 1:5)?

El ángel explica que las siete cabezas son siete montañas. Algunos traductores creen que estas montañas aluden a las siete colinas sobre las que se encuentra la ciudad de Roma, y por eso traducen la palabra griega oroi (“montañas”) como “colinas”. También hay siete reyes, que están simbolizados por las siete montañas. Además, estas montañas son sucesivas, no simultáneas.

Estas montañas no simbolizan reyes individuales, porque Apocalipsis no se ocupa de personas individuales, sino de sistemas. En la Biblia, las montañas a menudo simbolizan las potencias o imperios mundiales (Jer. 51:25; Eze. 35:2, 3). En la profecía bíblica, “reyes” representa reinos (ver Dan. 2:37- 39; 7:17). Por lo tanto, las siete montañas simbolizan siete grandes imperios sucesivos que dominaron al mundo a lo largo de la historia, a través de los cuales Satanás se opuso a Dios y perjudicó al pueblo de Dios.

Desde la perspectiva temporal de Juan, cinco de estos imperios han caído, uno es, y el otro aún no llegó. Si bien no existe una postura única entre los intérpretes adventistas, muchos sostienen que los cinco que han caído son los grandes reinos que en los tiempos del Antiguo Testamento dominaron y, a veces, perjudicaron al pueblo de Dios: Egipto, Asiria, Babilonia, Medopersia y Grecia. El reino “uno es” fue el Imperio Romano de la era de Juan.

El séptimo reino que “aún no ha venido” es la bestia de Apocalipsis 13 (el Papado restablecido, que dominó y perjudicó al pueblo de Dios) que vendría después de la época de Juan y después de la caída del Imperio Romano pagano. La historia ha avalado poderosamente la verdad de esta profecía, escrita muchos siglos antes de que ocurrieran los acontecimientos.

Luego se le dice a Juan que la bestia escarlata es una octava potencia mundial, aunque es una de las siete cabezas (poderes mundiales). ¿Cuál de las siete? Debido a que las cabezas son secuenciales en el tiempo, la octava debe ser la séptima cabeza que recibió la herida mortal. Es en tiempos de este octavo poder mundial que aparece la bestia escarlata, que transmite y fomenta los objetivos de la ramera Babilonia. Hoy vivimos en tiempos de la curación de la herida mortal. La octava cabeza aparecerá en escena justo antes del fin e irá a la perdición.

1,098 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:

La religión de Cristo eleva al que la recibe a un nivel superior de pensamiento y acción, al mismo tiempo que presenta a toda la especie humana como igual objeto del amor de Dios, habiendo sido comprada por el sacrificio de su Hijo

Leer más...

“¿QUÉ HAN VISTO EN TU CASA?”

Tal vez hayamos llegado a una etapa en que, gracias al Señor, nos está yendo bien en la vida, al menos por ahora: la familia está bien, el trabajo está bien; la salud y las finanzas, también. ¿O quizá no?

Leer más...

HACIA UNA FE DE PRIMERA GENERACIÓN

Los estudios sobre cómo se transmiten a las generaciones posteriores los valores y las creencias en organizaciones como las iglesias muestran que los fundadores tienen un nivel muy elevado de compromiso con las creencias

Leer más...

MENSAJEROS DEL SIGLO XXI

En su popular paráfrasis de la Biblia The Message, Eugene Peterson utiliza “mensaje” cada vez que aparece la palabra bíblica para “evangelio”. Las buenas nuevas sobre Jesús son verdaderamente el mensaje que aún necesita el mundo de hoy

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

El pecado de David y sus consecuencias: ¿justicia o misericordia divina?

Por Rubén Tenorio

El fundamento del gobierno de Dios descansa en dos grandes atributos: su justicia y su misericordia. Cuando es necesario definir un caso como el de David, ¿hacia dónde se inclina la balanza? ¿En qué encuentra su mayor deleite el Señor?

Leer más...

Guarda tu corazón

Por Alejo Aguilar

La mayoría de nosotros acostumbramos guardar algo. Guardamos secretos, recuerdos y, sobre todo, cosas (¡a veces tantas que lo lamentamos al tener que mudarnos!) La acción de «guardar» obviamente no es ajena a los personajes bíblicos, solo que el concepto bíblico es algo más...

Leer más...

“DEJA QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS”

Primero, en Mateo 8:18 al 22, vemos a dos hombres que se acercan a Jesús con el deseo de ser sus discípulos. Ambos son sinceros y, no obstante, ambos parecen tener algo que los retiene. Entonces Jesús, que conoce todos nuestros pensamientos, va al centro del asunto.

Leer más...

Trapos de inmundicia

Por Juan José Andrade

Cierto evangelista fue invitado a dar una serie de conferencias en un lugar y hospedado en un hotel de la ciudad. Como el viaje había sido largo y la noche era avanzada, el sueño le vencía. Apenas hubo llegado, fue a la cama para descansar.

Leer más...