“Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades” (Apoc. 18:4, 5).

LA RAMERA Y LA BESTIA ESCARLATA

Lee Apocalipsis 17:3. Uno de los siete ángeles se ofrece a mostrarle a Juan el juicio de la ramera que estaba sentada sobre muchas aguas. Cuando Juan la ve, ella está sentada sobre la bestia escarlata. Los símbolos del agua y de la bestia ¿cuán adecuadamente describen a los seguidores de Babilonia?

Juan ve a una mujer sentada sobre una bestia escarlata. En tanto que la ramera representa una entidad religiosa, la bestia simboliza un poder político. La imagen de la religión montada sobre los poderes seculares y políticos indica dos entidades separadas, algo que no ocurría en el pasado, cuando la religión y la política estaban integradas. No obstante, la profecía muestra que estas dos entidades se unirán en el tiempo del fin. El concepto de montar una bestia denota dominio; como jinete de la bestia, este sistema religioso del tiempo del fin dominará a los poderes seculares y políticos.

¿Qué características de la ramera apuntan al dragón, la bestia que sube del mar y la bestia que sube de la Tierra en Apocalipsis 12 y 13?

A la ramera se la describe extravagantemente vestida de púrpura y escarlata, y adornada con ornamentos de oro, piedras preciosas y perlas. Esos ornamentos eran una práctica de las rameras de la antigüedad para aumentar su poder de seducción (Jer. 4:30).

El vestido de la ramera imita la vestimenta del sumo sacerdote del Antiguo Testamento, que incluía los colores púrpura, escarlata y oro (Éxo. 28:5, 6). La inscripción blasfema en la frente de la ramera reemplaza la inscripción sacerdotal: “SANTIDAD A JEHOVÁ” (Éxo. 28:36-38) en la mitra del sumo sacerdote. La copa en su mano nos recuerda los utensilios del santuario en los que Belsasar, rey de Babilonia, y sus invitados bebieron vino (Dan. 5:2- 4). La copa en la mano de la ramera se vale de la apariencia de verdad para ocultar el vino (las falsedades del sistema religioso de Satanás en el tiempo del fin), con el fin de inducir al mundo a apartarse de Dios.

A Babilonia, la ramera, más adelante se la describe embriagada con la sangre de los santos y los mártires de Jesús que murieron como resultado de dar testimonio de Cristo. Este derramamiento de sangre enlaza a la Babilonia del tiempo del fin con el cristianismo apóstata medieval, que estaba dirigido por el Papado y fue el responsable de la muerte de millones de cristianos que permanecieron fieles al evangelio.

La descripción de la ramera Babilonia refleja la imagen de Jezabel en la iglesia de Tiatira (ver Apoc. 2:20-23). ¿De qué manera los paralelismos entre estas dos mujeres dilucidan el carácter de la Babilonia del tiempo del fin?

1,322 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:

La religión de Cristo eleva al que la recibe a un nivel superior de pensamiento y acción, al mismo tiempo que presenta a toda la especie humana como igual objeto del amor de Dios, habiendo sido comprada por el sacrificio de su Hijo

Leer más...

“¿QUÉ HAN VISTO EN TU CASA?”

Tal vez hayamos llegado a una etapa en que, gracias al Señor, nos está yendo bien en la vida, al menos por ahora: la familia está bien, el trabajo está bien; la salud y las finanzas, también. ¿O quizá no?

Leer más...

HACIA UNA FE DE PRIMERA GENERACIÓN

Los estudios sobre cómo se transmiten a las generaciones posteriores los valores y las creencias en organizaciones como las iglesias muestran que los fundadores tienen un nivel muy elevado de compromiso con las creencias

Leer más...

MENSAJEROS DEL SIGLO XXI

En su popular paráfrasis de la Biblia The Message, Eugene Peterson utiliza “mensaje” cada vez que aparece la palabra bíblica para “evangelio”. Las buenas nuevas sobre Jesús son verdaderamente el mensaje que aún necesita el mundo de hoy

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

El pecado de David y sus consecuencias: ¿justicia o misericordia divina?

Por Rubén Tenorio

El fundamento del gobierno de Dios descansa en dos grandes atributos: su justicia y su misericordia. Cuando es necesario definir un caso como el de David, ¿hacia dónde se inclina la balanza? ¿En qué encuentra su mayor deleite el Señor?

Leer más...

Guarda tu corazón

Por Alejo Aguilar

La mayoría de nosotros acostumbramos guardar algo. Guardamos secretos, recuerdos y, sobre todo, cosas (¡a veces tantas que lo lamentamos al tener que mudarnos!) La acción de «guardar» obviamente no es ajena a los personajes bíblicos, solo que el concepto bíblico es algo más...

Leer más...

“DEJA QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS”

Primero, en Mateo 8:18 al 22, vemos a dos hombres que se acercan a Jesús con el deseo de ser sus discípulos. Ambos son sinceros y, no obstante, ambos parecen tener algo que los retiene. Entonces Jesús, que conoce todos nuestros pensamientos, va al centro del asunto.

Leer más...

Trapos de inmundicia

Por Juan José Andrade

Cierto evangelista fue invitado a dar una serie de conferencias en un lugar y hospedado en un hotel de la ciudad. Como el viaje había sido largo y la noche era avanzada, el sueño le vencía. Apenas hubo llegado, fue a la cama para descansar.

Leer más...