“Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios” (Job. 2:10)

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que sucedió, ¿quién podría imaginarse el dolor que soportó esta desdichada mujer? Su tragedia, la de sus hijos y la de las otras víctimas, en el capítulo 1, muestran la universalidad del sufrimiento. Todos estamos involucrados en el Gran Conflicto; nadie escapa.

Compara Job 2:3 con Job 2:9. ¿Qué frase similar usan Dios y la esposa de Job, y qué importancia tiene el que ambos la usen?

No es coincidencia de que la misma frase acerca de que él retuvo su “integridad” aparezca en ambos textos. El término traducido como “integridad” viene de la misma palabra usada en Job 1:1 y Job 1:8, a menudo traducida como “perfecto”. La raíz de la palabra misma da la idea de “ser completo”, “pleno”.

Es desafortunado que la esposa de Job llegara a desafiar a Job en precisamente lo mismo que Dios felicita en él. En su dolor, en su tristeza, ella empuja a Job a hacer exactamente lo que Dios dice que no hará. Aunque, por cierto, no podemos juzgarla, es una lección para todos nosotros acerca de cuán cuidadosos debemos ser a fin de no volvernos una piedra de tropiezo para otros. (Ver Luc. 17:2.)

Lee Job 2:10. ¿Qué poderoso testimonio da también Job aquí? Ver también Fil. 4:11-13.

Job revela cuán genuina es su fe. Él servirá a Dios en los tiempos buenos como también en los tiempos malos. Sin embargo, lo fascinante es que Satanás ahora desaparece de la historia y no se vuelve a presentar más. Y, aunque el texto no lo menciona, podemos imaginar la frustración y el enojo de Satanás por la respuesta de Job. Después de todo, miren qué fácilmente hizo caer a Adán, a Eva y a tantos otros. El “acusador de los hermanos” (Apoc. 12:10) tendría que buscar a otro a quien acusar en vez de a Job.

¿De qué forma aprendemos a ser fieles a Dios, tanto en los tiempos buenos como en los malos?

Reavivados por su Palabra: Hoy, 2 Crón. 1 – Durante esta semana, PP caps. 36, 37.

39,926 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

LA CURACIÓN DE UN COJO

En Hechos 3:1, Pedro y Juan fueron al Templo para el culto de oración de las tres. Esto indica el carácter esencialmente judío de la fe de la iglesia en este período temprano. Es decir, los apóstoles no iban al Templo solo para instruir o hacer nuevos converso

Leer más...

LAS PRIMICIAS

Las palabras de Pedro llegaron al corazón de sus oyentes. Es posible que algunos de ellos hubiesen estado entre los que pedían que crucificaran a Jesús unas semanas antes

Leer más...

Tu identidad en 56 versículos

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

Seguramente te has preguntado más de una vez quién eres, de dónde vienes y a dónde irás cuando mueras. Ya te habrás dado cuenta de que no todo en este mundo funciona bien y habrás averiguado por qué las personas son malas, por qué la naturaleza está dañada y qué se podría h...

Leer más...

El anillo de sellar de Dios

“En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos” (Hageo 2:23). El mensaje final de Dios a Hageo fue dado el mismo día que el ...

Leer más...

EL LLAMADO DE PEDRO

Cuando consideramos el increíble problema que estaba en juego en el Gran Conflicto, no sorprende que Jesús usara seres humanos para que lo ayudaran en el ministerio, especialmente unos que tenían tantas fallas como aquellos que eligió. Por supuesto, si consideramos la c...

Leer más...

ORANDO EN TODO TIEMPO

“La oración no es un arma más, sino es el espíritu, la manera en la cual debe llevarse la armadura completa y librarse la batalla. Pablo insta a sus lectores a que la oración sea en ellos un estado mental continuo, una actitud de permanente comunión con Dios”

Leer más...

Trapos de inmundicia

Por Juan José Andrade

Cierto evangelista fue invitado a dar una serie de conferencias en un lugar y hospedado en un hotel de la ciudad. Como el viaje había sido largo y la noche era avanzada, el sueño le vencía. Apenas hubo llegado, fue a la cama para descansar.

Leer más...

¿Qué significa adorar a Dios en espíritu y en verdad?

Por Omar Velázquez

En primer lugar, quiero reconocer tu sinceridad en tu pregunta. Porque, es cierto, la lección presenta demasiado material teológico sobre la divinidad de Cristo para fundamentar nuestra adoración a Él. Al meditar en tu pregunta, creo que esa no es tu preocupación, sino el s...

Leer más...