“Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” (Mat. 4:23).

LA DECLARACIÓN DE MISIÓN DE JESÚS

Jesús, el joven rabí de Nazaret, había llegado a ser muy popular en la región de Galilea (Luc. 4:15). Cuando hablaba, “la gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas” (Mat. 7:28, 29). Un sábado, cuando le dieron el rollo de Isaías para leer, Jesús se concentró en los primeros dos versículos de Isaías 61, y se detuvo en mitad de la oración antes de la frase “y el día de venganza del Dios nuestro” (Isa. 61:2).

Lee Lucas 4:16 al 19. ¿Dónde escuchamos esas palabras antes? (Ver Isa. 61:1, 2). ¿Qué proclamaba Jesús al leer estos textos?

Como ya vimos, la frase “el año de la buena voluntad [del favor del Señor, NVI] de Jehová” identifica el año del jubileo (ver Lev. 25). En esta visita a Nazaret, Jesús lee un pasaje mesiánico de la Escritura y asegura a sus oyentes que “hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros” (Luc. 4:21). En este sermón se revela cómo el Ungido predica buenas noticias a los pobres, libera a los prisioneros, da vista a los ciegos, suelta a los oprimidos y restaura el jubileo. Esta lista describe bien su ministerio terrenal, que se concentró en enseñar, sanar y ministrar, especialmente a los necesitados.

¿Por qué Jesús no completó la lectura de la oración de Isaías 61:2 que estaba leyendo?

Tal vez Jesús se detuvo antes de la frase “el día de venganza del Dios nuestro” porque no quería que su ministerio estuviera asociado con el concepto corriente de que el Mesías vendría para dirigir los ejércitos que vencerían a los opresores de Israel. Había un falso concepto que impedía que muchos de sus conciudadanos lo vieran a él, y su ministerio, por lo que realmente era. En lugar de ello, Jesús se concentró en lo que haría por los necesitados sin importar la situación política de su tiempo.

¿Qué revela que Jesús anunciara su ministerio de ese modo? Es decir, ¿qué nos dice el énfasis que puso en la obra práctica que haría?

714 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

¿Qué significa adorar a Dios en espíritu y en verdad?

Por Omar Velázquez

En primer lugar, quiero reconocer tu sinceridad en tu pregunta. Porque, es cierto, la lección presenta demasiado material teológico sobre la divinidad de Cristo para fundamentar nuestra adoración a Él. Al meditar en tu pregunta, creo que esa no es tu preocupación, sino el s...

Leer más...

DIOS, EL SOBERANO DADOR DE LOS DONES ESPIRITUALES

No somos nosotros los que decidimos qué dones tener. La palabra griega para los dones del Espíritu es charismata; son dones de gracia, distribuidos y dados por Dios mismo. No los obtenemos por nuestro estatus, nuestra posición, nuestro honor, nuestra educación o nuestro des...

Leer más...

EL FRUTO DEL ESPÍRITU Y LOS DONES DEL ESPÍRITU

El fruto del Espíritu y los dones del Espíritu tienen el mismo Autor. Sin embargo, no son lo mismo. A nadie se le requiere manifestar un don del Espíritu, pero todos deberían manifestar el fruto del Espíritu. Los dones espirituales no necesariamente testifican de nuestra es...

Leer más...

EL FRUTO DEL AMOR

El amor es, apropiadamente, la más importante característica del fruto del Espíritu y permea el resto. En cierto sentido, todas las demás cualidades mencionadas pueden ser vistas como aspectos del amor. Debido a que Dios es amor (1 Juan 4:8), la virtud cristiana más importa...

Leer más...

El pecado de David y sus consecuencias: ¿justicia o misericordia divina?

Por Rubén Tenorio

El fundamento del gobierno de Dios descansa en dos grandes atributos: su justicia y su misericordia. Cuando es necesario definir un caso como el de David, ¿hacia dónde se inclina la balanza? ¿En qué encuentra su mayor deleite el Señor?

Leer más...

El anillo de sellar de Dios

“En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos” (Hageo 2:23). El mensaje final de Dios a Hageo fue dado el mismo día que el ...

Leer más...

Tu identidad en 56 versículos

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

Seguramente te has preguntado más de una vez quién eres, de dónde vienes y a dónde irás cuando mueras. Ya te habrás dado cuenta de que no todo en este mundo funciona bien y habrás averiguado por qué las personas son malas, por qué la naturaleza está dañada y qué se podría h...

Leer más...

Conclusión

El fruto del Espíritu es tener una disposición cariñosa y amante; un espíritu radiante y un temperamento alegre; una mente calma y una actitud sosegada; paciencia tolerante ante circunstancias provocadoras y personas difíciles; perspicacia comprensiva y una actitud servicia...

Leer más...

Ni rasgará sus vestidos

“Y el sumo sacerdote entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fue derramado el aceite de la unción, y que fue consagrado para llevar las vestiduras, no descubrirá su cabeza, ni rasgará sus vestidos” (Levítico 21:10).

Leer más...