“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mat. 11:28).

CONSTRUIR SOBRE LA ROCA

El problema de dónde estamos en la lucha cósmica que se desarrolla a nuestro alrededor se hace muy personal en la parábola del hombre que edifica su casa sobre la roca.

Lee Mateo 7:21 al 27. ¿Qué es lo que asusta acerca de esta parábola?

¿Qué nos viene a la mente cuando imaginamos esta historia? ¿Dónde está la roca y dónde está la arena? Para algunas personas, la arena se encuentra solo en la playa; sin embargo, probablemente esta historia no se refiera a residencias a orillas del mar. El lugar más probable está entre las colinas sobre las que se ubican la mayor parte de las aldeas, en un valle por allí.

Jesús describe dos casas; una edificada directamente sobre la superficie, mientras que la otra tiene fundamentos que van hasta la roca (Luc. 6:48). No hay manera de indicar la diferencia entre las dos casas completadas, hasta que llueve más arriba en la colina y un torrente baja por el valle, rugiendo. Para uno de los constructores, eso no es una preocupación, pues la casa está rmemente anclada; pero, el otro tiene un problema. Sin un fundamento seguro, la casa construida sobre la superficie es presa fácil de las aguas turbias de la creciente.

Jesús compartió esta parábola porque él sabía cuánto nos engañamos a nosotros mismos. La lucha es seria, y sin su ayuda no tenemos posibilidades de sobrevivir a ella. Jesús venció el mal, y por eso lo llamamos la Roca.

Esta batalla personal contra el mal puede ganarse solo si edificamos nuestras vidas firmemente sobre él, algo que únicamente podremos lograr mediante la obediencia. “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca” (Mat. 7:24). Es así de sencillo. Por más que la fe sea un componente vital, la fe sin obras, dice la Biblia, es “muerta” (ver Sant. 2:17, 20, 26) y, en esta parábola, vemos justo cuán muerta realmente es.

Lee Mateo 7:22 y 23. Echar demonios en el nombre de Jesús, o profetizar en su nombre, revela que hay alguna clase de “fe” en esas personas. Y no obstante, ¿cuál es su suerte? Pregúntate, ¿sobre qué fundamento está edificada tu casa? ¿Cuál es tu respuesta?

503 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

¿Qué significa adorar a Dios en espíritu y en verdad?

Por Omar Velázquez

En primer lugar, quiero reconocer tu sinceridad en tu pregunta. Porque, es cierto, la lección presenta demasiado material teológico sobre la divinidad de Cristo para fundamentar nuestra adoración a Él. Al meditar en tu pregunta, creo que esa no es tu preocupación, sino el s...

Leer más...

UNA VENIDA PROFETIZADA

Después de su cautividad de setenta años en Babilonia, los judíos comenzaron a regresar a Jerusalén. Estaban entusiasmados por reedificar su templo;pero, al echar sus cimientos, los que recordaban el magnífico Templo de Salomón se dieron cuenta de que este segundo templo no...

Leer más...

JESÚS EN EL TEMPLO

Desde el principio de la humanidad caída, Dios eligió sacrificios de animales como medio para enseñar al mundo la salvación por gracia por medio de la fe en el Mesías venidero (ver Rom. 4:13-16). Un buen ejemplo de esta verdad se encuentra en Génesis 4, la historia de...

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

Tu identidad en 56 versículos

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

Seguramente te has preguntado más de una vez quién eres, de dónde vienes y a dónde irás cuando mueras. Ya te habrás dado cuenta de que no todo en este mundo funciona bien y habrás averiguado por qué las personas son malas, por qué la naturaleza está dañada y qué se podría h...

Leer más...

El pecado de David y sus consecuencias: ¿justicia o misericordia divina?

Por Rubén Tenorio

El fundamento del gobierno de Dios descansa en dos grandes atributos: su justicia y su misericordia. Cuando es necesario definir un caso como el de David, ¿hacia dónde se inclina la balanza? ¿En qué encuentra su mayor deleite el Señor?

Leer más...

El anillo de sellar de Dios

“En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos” (Hageo 2:23). El mensaje final de Dios a Hageo fue dado el mismo día que el ...

Leer más...

JESÚS EN JERUSALÉN

“El que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”. Jesús, el Dios eterno, quien creó todas las cosas, vive como siervo sobre la Tierra, ministran...

Leer más...

¿Cómo estimular la participación de los alumnos?

Por Abraham Murillo Menéndez

Conseguir la participación de los alumnos es un desafío constante para el maestro que conduce el repaso de la lección. A continuación proponemos utilizar la dinámica de grupo conocida como torbellino de ideas; analogía que intenta describir cómo se generan las ideas en la m...

Leer más...

¿Contesta Dios las oraciones?

Por Abimael Lozano

Todos en algún momento de nuestra vida cristiana hemos acudido a Dios en medio de la desesperación para pedirle su intervención por una situación especial de sanidad, finanzas o protección sin haber recibido una respuesta a nuestra oración. Debo reconocer que el aparente si...

Leer más...