“Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido” (Dan. 7:14).

DANIEL EN PERSIA

“Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones?” (Dan. 6:20). El Rey llamó a Daniel “siervo del Dios viviente”. ¿Qué implican estas palabras?

En Daniel 6, con el cambio de imperio y de rey, Daniel no solo mantuvo su cargo, sino también fue promovido y llegó a ser uno de los tres presidentes a quienes rendían cuenta los 120 sátrapas. El rey Darío, incluso, consideró nombrarlo como visir sobre todo su reino, lo que despertó la antipatía de los otros presidentes y los sátrapas. Ellos indujeron al Rey a proclamar por todo el imperio un decreto que, en realidad, estaba dirigido solo contra Daniel. Este fue arrojado al foso de los leones, pero Dios intervino dramáticamente en una situación que aun el Rey, que simpatizaba con Daniel, no podía revertir. La liberación de Daniel agradó tanto al Rey que emitió otro decreto para todo el imperio, exaltando al Dios de Daniel.

“Más tarde el rey Darío firmó este decreto: ‘A todos los pueblos, naciones y lenguas de este mundo: ¡Paz y prosperidad para todos! He decretado que en todo lugar de mi reino la gente adore y honre al Dios de Daniel. Porque él es el Dios vivo, y permanece para siempre. Su reino jamás será destruido, y su dominio jamás tendrá fin. Él rescata y salva; hace prodigios en el cielo y maravillas en la tierra. ¡Ha salvado a Daniel de las garras de los leones!’ ” (Dan. 6:25-27, NVI).

Lee Daniel 6. ¿Qué hay en el capítulo que indica que Daniel ya había sino un gran testigo para el Rey? Además, ¿qué hay en el decreto del Rey que señala que él sabía más acerca del Dios de Daniel de lo que podría haber aprendido meramente por su rescate dramático? ¿Qué muestra esto acerca del testimonio dado por Daniel?



19 Visitas

comments powered by
Disqus

¿Ya descubriste tu don?

Por Teodoro Yayé Bull

Seremos misioneros o no seremos nada (Esbenshade y Bainton, 1939), ¿alguna vez has escuchado esta frase? Quiero decirte que esta frase caracterizaba a los valdenses quienes fueron conocidos principalmente por su celo misionero. La idea principal que se da a conocer en este lema valdense es que todo miembro de la iglesia es llamado a ser misionero. Leer más...

Historia y Adoración

Por Abner F. Hernandez

Cuando William Carey partió como misionero a la India lo hizo casi como un polizonte en un barco, sin dinero o propiedades, sin apoyo de su iglesia, únicamente acompañado de su familia y una gran visión combinada con pasión por compartir a Jesús. Pocos meses después de arribar a su destino, la muerte le arrebató a uno de sus pequeños hijos y a su esposa pero la tragedia no apagó su compromiso. Su historia se ha convertido en un estímulo para el servicio misionero desde entonces. La historia sagrada, de aquellos que nos precedieron en la fe, ofrece especial inspiración que estimula la vida espiritual y la esperanza en el cristiano (vea Romanos 15:4). No es extraño, entonces, que el salmista relacione la adoración con la historia (Salmo 78: 1 – 8) dándole a esta última un lugar especial en el culto. ¿Cómo puede ser la historia una parte efectiva en la adoración? Me gustaría sugerir dos maneras basadas en el texto bíblico. Leer más...

¿Cómo estimular la participación de los alumnos?

Por Abraham Murillo Menéndez

Conseguir la participación de los alumnos es un desafío constante para el maestro que conduce el repaso de la lección. A continuación proponemos utilizar la dinámica de grupo conocida como torbellino de ideas; analogía que intenta describir cómo se generan las ideas en la mente. Allí, se dan como torbellino. Leer más...

Método de las Perspectivas

Por Therlow Harper González

Es evidente la importancia central que tiene el estudio de la Biblia y la práctica de sus enseñanzas. En esta ocasión no propondré preguntas de repaso de la lección, sino un método de estudio que lleva por nombre "Método de Perspectivas" creado por el Dr. Therlow A. Harper González. Si se practica como se indica, llevará a experiencias semejantes a las vividas por los caminantes de Emaús. En mi experiencia personal, más de una vez he sentido que "arde mi corazón" mientras aprendo cosas nuevas con este método de estudio bíblico. Espero que estas ideas den una nueva frescura al estudio de la Biblia. Para los que nunca han usado este método, sugiero que comiencen con historias como la de [1] Naamán cuando fue curado de su lepra (2 Reyes 5), o [2] Los hebreos echados en el horno de fuego (Daniel 3) o [3] Daniel en el foso de los leones (Daniel 6). Leer más...