“Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido” (Dan. 7:14).

MÁS EXILIADOS COMO MISIONEROS

Daniel fue un israelita que no salió de Israel voluntariamente, igual que José y Moisés en Egipto, Nehemías en Babilonia y Ester en Persia. Sus vidas revelan que es posible mantenerse fieles a Dios en circunstancias culturalmente y espiritualmente desfavorables. Con la dirección de Dios, hasta les fue posible llegar a cargos administrativos destacados en esos ambientes extraños. Cada uno vivió una vida rica y creativa, manejando hábilmente complejas dinámicas religiosas, sociales, políticas y económicas muy diferentes de las de su cultura doméstica. No solo fueron leales miembros de las comunidades hebreas exiliadas, sino también lo fueron en su calidad de misioneros eficaces para el Dios de Israel.

Su testificación en el exilio incluyó presencia pasiva, pero también proclamación activa.

Ester

  1. No se identificó como hebrea.
  2. Mantuvo en secreto su religión.
  3. Dios protegió a ella y a su familia.
  4. Testificó en lugares elevados para salvar su vida junto con la de su pueblo.
  5. Ayudó a establecer la libertad religiosa y el derecho a la defensa propia de una minoría religiosa.

Daniel

  1. Fue identificado como hebreo.
  2. Dio a conocer sus convicciones religiosas.
  3. Dios protegió a él y a sus amigos.
  4. Testificó en lugares elevados para salvar su vida junto con la de otras personas.
  5. Indirectamente, influyó para que el rey Ciro permitiera que los hebreos exiliados reconstruyeran el Templo de Jerusalén.

Lee todo el capítulo 41 de Génesis. ¿De qué modo José pudo testificar a los egipcios? ¿En qué sentido su historia es paralela a la de Daniel y sus amigos en Babilonia?

¿En cuáles de las situaciones en que te encuentras puedes testificar de tu fe? ¿Estás dando un testimonio pasivo, uno activo o ambos? ¿Qué cosas puedes decir o hacer que producirían una impresión más fuerte en otros acerca de la bondad y el amor de nuestro Dios?

95 Visitas

comments powered by
Disqus

¿Ya descubriste tu don?

Por Teodoro Yayé Bull

Seremos misioneros o no seremos nada (Esbenshade y Bainton, 1939), ¿alguna vez has escuchado esta frase? Quiero decirte que esta frase caracterizaba a los valdenses quienes fueron conocidos principalmente por su celo misionero. La idea principal que se da a conocer en este lema valdense es que todo miembro de la iglesia es llamado a ser misionero. Leer más...

Historia y Adoración

Por Abner F. Hernandez

Cuando William Carey partió como misionero a la India lo hizo casi como un polizonte en un barco, sin dinero o propiedades, sin apoyo de su iglesia, únicamente acompañado de su familia y una gran visión combinada con pasión por compartir a Jesús. Pocos meses después de arribar a su destino, la muerte le arrebató a uno de sus pequeños hijos y a su esposa pero la tragedia no apagó su compromiso. Su historia se ha convertido en un estímulo para el servicio misionero desde entonces. La historia sagrada, de aquellos que nos precedieron en la fe, ofrece especial inspiración que estimula la vida espiritual y la esperanza en el cristiano (vea Romanos 15:4). No es extraño, entonces, que el salmista relacione la adoración con la historia (Salmo 78: 1 – 8) dándole a esta última un lugar especial en el culto. ¿Cómo puede ser la historia una parte efectiva en la adoración? Me gustaría sugerir dos maneras basadas en el texto bíblico. Leer más...

¿Cómo estimular la participación de los alumnos?

Por Abraham Murillo Menéndez

Conseguir la participación de los alumnos es un desafío constante para el maestro que conduce el repaso de la lección. A continuación proponemos utilizar la dinámica de grupo conocida como torbellino de ideas; analogía que intenta describir cómo se generan las ideas en la mente. Allí, se dan como torbellino. Leer más...

Método de las Perspectivas

Por Therlow Harper González

Es evidente la importancia central que tiene el estudio de la Biblia y la práctica de sus enseñanzas. En esta ocasión no propondré preguntas de repaso de la lección, sino un método de estudio que lleva por nombre "Método de Perspectivas" creado por el Dr. Therlow A. Harper González. Si se practica como se indica, llevará a experiencias semejantes a las vividas por los caminantes de Emaús. En mi experiencia personal, más de una vez he sentido que "arde mi corazón" mientras aprendo cosas nuevas con este método de estudio bíblico. Espero que estas ideas den una nueva frescura al estudio de la Biblia. Para los que nunca han usado este método, sugiero que comiencen con historias como la de [1] Naamán cuando fue curado de su lepra (2 Reyes 5), o [2] Los hebreos echados en el horno de fuego (Daniel 3) o [3] Daniel en el foso de los leones (Daniel 6). Leer más...