“No te alabes delante del rey, ni estés en el lugar de los grandes” Prov. 25:6

lunes 02/mar/2015

El Necio como Sabio

Aunque no es algo nuevo, (especialmente en el mundo occidental), en años recientes se afirma la naturaleza relativa de la verdad. Es decir, lo que es verdad para una persona o una cultura puede no ser verdad para otra. Aunque en un nivel esto es siempre correcto (en algunos lugares manejan por la izquierda del camino y en otros, por la derecha), en otro es un error peligroso, especialmente en el ámbito moral. Ciertas cosas son correctas y otras son equivocadas, no importa dónde uno viva o cuáles sean nuestras preferencias personales. Al fin, siempre tenemos que someter nuestros conceptos a la Palabra de Dios y a las verdades que en ella se encuentran. La Palabra de Dios debe ser nuestra fuente última para conocer el bien y el mal, lo correcto y lo equivocado.

Lee Proverbios 26:11 y 12. ( Ver también Juec. 21:25; 1 Cor. 1:20, 21; 2:6, 7; 2 Cor. 1:12.) ¿Para evitar qué cosas debemos ser cuidadosos?

Como podemos ver, esta idea de hacer lo que es recto en nuestros ojos no es nada nueva; no obstante, en aquel entonces fue equivocada, y lo es aún hoy. Como ya hemos visto, ninguno de nosotros comprendemos todas las cosas; en realidad, no entendemos nada completamente. Todos tenemos áreas en las que necesitamos crecer y aprender, de modo que deberíamos estar abiertos al hecho de que no tenemos todas las respuestas.

En el caso de los necios, como se ve aquí, debemos preocuparnos porque la influencia de su necedad va más allá de ellos mismos. Están ahora más con vencidos que nunca de su sabiduría; por lo tanto, repetirán su necedad. Pueden hasta ser tan convincentes que otros pensarán que son sabios, los honrarán y les pedirán consejo, lo que puede llevar a grandes problemas (Prov. 26:8). La necedad se difundirá, pero con la etiqueta de “sabiduría”, puede ser mucho más dañina. Además, los necios son tan necios que no se dan cuenta de su necedad.

¿Cuán a menudo estás tentado a ceder en lo que sabes que son valores centrales, verdades centrales? ¿Qué sucede cuando ciertos valores chocan? ¿Cómo podemos saber cuáles triunfan sobre los otros?

79 Visitas
comments powered by Disqus