“Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

Juan 3:14 y 15

viernes 01/ago/2014

Conclusión

Para Estudiar y Meditar:

Lee “Un poder misterioso que convence”, El camino a Cristo, pp. 21-35.

“No podemos arrepentirnos sin el Espíritu de Cristo que despierta la conciencia, más de lo que podemos ser perdonados sin Cristo” CC 24

“Cuando contemplamos al Cordero de Dios sobre la cruz del Calvario, el misterio de la redención comienza a abrirse a nuestra mente y la bondad de Dios nos guía al arrepentimiento. Al morir por los pecadores, Cristo manifestó un amor incomprensible; y este amor, a medida que el pecador lo contempla, enternece el corazón, impresiona la mente e inspira contrición en el alma” CC 25

“El corazón humilde y quebrantado, enternecido por el arrepentimiento genuino, apreciará algo del amor de Dios y del costo del Calvario; y como el hijo se confiesa a un padre amoroso, así presentará el que esté verdaderamente arrepentido todos sus pecados delante de Dios. ‘Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad’ ” CC 41

Preguntas para Dialogar:

  1. Muchos tratan de ahogar su sentimiento de culpabilidad con alcohol, drogas, placeres mundanales, o llenando frenéticamente sus vidas con innumerables actividades. ¿Por qué ninguno de estos métodos es realmente efectivo? ¿De qué forma podrías ayudar a alguien que está en esa condición a encontrar la verdadera solución para la culpa?
  2. Es posible reconocer nuestros pecados sin tener “frutos dignos de arrepentimiento”. ¿Por qué eso no es verdadero arrepentimiento? ¿Cuál es el valor de esos “frutos”? ¿Son buenas obras realizadas a fin de obtener el favor de Dios? Explica tu respuesta.
  3. Medita en el hecho de que la justicia de Cristo es gratuita, pero no barata. Si bien no tenemos que pagar nada por ella, el Señor tuvo que pagar un precio infinito en la cruz. Piensa en cuán caídos somos y cuán serio debe ser el pecado, que salvarnos de este y sus consecuencias requirió algo tan “extremo” como la muerte del propio Hijo de Dios.
52 Visitas
comments powered by Disqus

La Única Forma

Por Alvaro Rodríguez
Cristo Jesus dijo que no vino a buscar a los justos sino a pecadores (Luc 5:32); En otra ocasión resalto que vino a salvar lo que se había perdido (Luc 19:10). Al mismo tiempo la Escritura nos revela que no hay ni un solo justo en la tierra (Rom 3:10). Esto no lleva permite afirmar que Jesús vino en realidad por todos los seres humanos, sin restricción alguna. Vino por cristianos, judíos, musulmanes, hindúes, budistas, agnósticos e incluso ateos. Fíjese que Juan 3:16 dice cláramente que Dios ama a todo el mundo. Leer más...

¿De qué manera puedo cumplir mi compromiso misional sin caer en un mensaje legalista?

Por Omar Velázquez
Desgraciadamente hay personas, quienes en su celo por vivir en armonía con los mandamientos de Dios, se vuelven legalistas. Esto ocurre cuando llegan a pensar que detrás de una vida de obediencia hay algún mérito personal que contribuye a su salvación. Este es el verdadero problema que hay que evitar como observadores de la ley de Dios. Tener bien claro que la salvación es solamente por fe (Gál. 2: 16), podría decir que es el primer requisito para evitar llevar un mensaje legalista al cumplir con el compromiso misional. Leer más...

Estudio Comparativo

Por Jaime Rodríguez
Los estudios comparativos pretenden derivar conocimiento al observar grupos o casos diferentes con respecto a una variable y analizar el efecto que tienen esas diferencias en una variable dependiente. Es como si te plantearas la pregunta ¿Qué efecto tiene en la salvación del hombre el vivir una vida cristiana o secular?, o ¿Qué efecto tiene en mi testificación el vivir una vida cristiana o secular? Leer más...