“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional”. Romanos 12:1

TIPOS DE OFRENDAS

En los tiempos del Antiguo Testamento, los creyentes podían traer diferentes ofrendas según la ocasión y las circunstancias personales. Se les permitía que “ofrecieran” animales limpios, granos o bebidas, y otras cosas. El sacrificio de un animal era el elemento más antiguo en el servicio del Santuario y, junto con el servicio sacerdotal, pertenece al centro del culto israelita. La vida religiosa sin sacrificios era inconcebible.

¿Qué clases de ofrendas se describen en los siguientes textos? Éxo. 12:21-27; Lev. 2:1-3; Éxo. 25:2-7; Lev. 4:27-31.

Dios estableció el sistema de sacrificios para que los creyentes entraran en una relación estrecha con él. Por esto, las ofrendas podían ser traídas en varias situaciones como acción de gracias: una expresión de gozo y celebración, un regalo, una petición de perdón, un ruego penitencial, un símbolo de dedicación, o una restitución.

Entre los tipos más importantes de ofrendas estaban los holocaustos (Lev. 1) y las ofrendas de granos (Lev. 2), así como las ofrendas pacíficas o de bienestar (Lev. 3), las ofrendas de purificación (Lev. 4) y las ofrendas de reparación (Lev. 5:14-6:7). Las primeras tres eran ofrendas voluntarias, y recordaban al dador (y a nosotros) que todo lo que somos y todo lo que tenemos pertenece a Dios. Los holocaustos (ofrendas quemadas) simbolizaban la dedicación total del que hacía la ofrenda. La ofrenda de granos simbolizaba la dedicación de las posesiones materiales a Dios, fueran alimentos, animales u otra cosa. La ofrenda de bienestar era el único sacrificio en el que el participante recibía una parte de la ofrenda para su consumo personal.

Los otros dos sacrificios eran obligatorios. Recordaban a la gente que, aunque las equivocaciones tienen consecuencias, estas pueden ser “sanadas”. La ofrenda de purificación, llamada también “ofrenda por el pecado”, se ofrecía después de una contaminación ritual o después de que la persona se diera cuenta de una contaminación moral por medio de un pecado.

La función de las ofrendas nos muestra que cada aspecto de la vida debe estar bajo el control de Dios. ¿Cómo puedes aprender a rendir completamente a Dios todo lo que tienes o eres? ¿Qué ocurre cuando haces esto?

12,995 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

Sacrificios, para que no se nos olvide

Por Benjamin Mojica

La muerte, sin duda alguna es la mayor tragedia del ser humano; la muerte nos confronta y nos lleva a preguntarnos ¿Por qué? Si has perdido a un ser amado como tu mamá; papá; hijo (a); hermano (a); amigo (a); o un ser muy cercano, ya has probado la hiel más amarga de la vid...

Leer más...

¡Cuidado con las falsificaciones!

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

A simple vista no es fácil reconocer un billete falso, porque se parece mucho a un billete verdadero. El propósito de un billete falso es que los usuarios lo consideren verdadero. Para que esto no suceda, los fabricantes de billetes les incorporan marcas de seguridad, visib...

Leer más...

El Verdadero Sacrificio

Por Alvaro Rodríguez

Hablar de un sacrificio es algo, para muchos, desagradable pues implica dejar de lado algo muy preciado. Algunos sacrifican el apetito haciendo estrictas dietas con el propósito de mejorar su apariencia física; otros sacrifican parte de su tiempo libre trabajando para obten...

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

“DEJA QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS”

Primero, en Mateo 8:18 al 22, vemos a dos hombres que se acercan a Jesús con el deseo de ser sus discípulos. Ambos son sinceros y, no obstante, ambos parecen tener algo que los retiene. Entonces Jesús, que conoce todos nuestros pensamientos, va al centro del asunto.

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

El pecado de David y sus consecuencias: ¿justicia o misericordia divina?

Por Rubén Tenorio

El fundamento del gobierno de Dios descansa en dos grandes atributos: su justicia y su misericordia. Cuando es necesario definir un caso como el de David, ¿hacia dónde se inclina la balanza? ¿En qué encuentra su mayor deleite el Señor?

Leer más...

CEÑIDOS CON LA VERDAD, LA CORAZA DE JUSTICIA

Pablo pudo haberse referido a un delantal de cuero que ofrecía alguna protección al abdomen pero permitía libre el movimiento para la acción. En este sentido, el ceñidor, o delantal, era una pieza básica de la armadura.

Leer más...

EL PRÍNCIPE DE ESTE MUNDO

Cuando Dios instaló a Adán y a Eva en el Jardín del Edén, les confió la administración del Edén (Gén. 2:8, 15), y el cuidado de todas las criaturas en las aguas, los cielos y sobre la tierra (Gén. 1:26, 28). Cuando Adán nombró a todos los animales, demostró su m...

Leer más...

Guarda tu corazón

Por Alejo Aguilar

La mayoría de nosotros acostumbramos guardar algo. Guardamos secretos, recuerdos y, sobre todo, cosas (¡a veces tantas que lo lamentamos al tener que mudarnos!) La acción de «guardar» obviamente no es ajena a los personajes bíblicos, solo que el concepto bíblico es algo más...

Leer más...

SOBRELLEVAR CARGAS (Gálatas 6:2-5)

La palabra “carga”, en Gálatas 6:5, es báros, y habla de un peso grande que debía llevarse a grandes distancias. Luego, llegó a ser una metáfora para cualquier dificultad, tal como un largo día de trabajo (Mateo 20:12 ). Por el contexto inmediato, la admonición de Pablo era...

Leer más...

EL HOMBRE VIEJO Y EL NUEVO, ¿QUIÉN VIVE EN QUIÉN?

Por Juan José Andrade

Te presento el siguiente cuestionamiento y ruego tu colaboración: El hombre viejo y el hombre nuevo, ¿pueden convivir juntos en una persona o necesariamente uno desechará al otro?

Leer más...

El anillo de sellar de Dios

“En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos” (Hageo 2:23). El mensaje final de Dios a Hageo fue dado el mismo día que el ...

Leer más...