“Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos” Hageo 2:8.

Plantan mucho, cosechan poco

Lee Hageo 1:1 al 11. ¿Qué sucedía aquí y, más importante, por qué sucedía eso? Aún más importante, ¿cómo podría el mismo principio estar ocurriendo hoy con nosotros? ¿Cómo podríamos ser culpables de hacer lo mismo?

“Durante más de un año quedó descuidado y casi abandonado el trabajo del templo. La gente habitaba sus casas, y se esforzaba por alcanzar prosperidad temporal; pero su situación era deplorable. Por mucho que trabajase, no prosperaba. Los mismos elementos de la naturaleza parecían conspirar contra ella. Debido a que había dejado el templo asolado, el Señor mandó una sequía que marchitaba sus bienes. Dios les había concedido los frutos del campo y de la huerta, el cereal, el vino y el aceite, como pruebas de su favor; pero en vista de que habían usado egoístamente estos dones de su bondad, les fueron quitadas las bendiciones” (PR 419, 420).

Hageo confrontó a la gente con su situación actual. La inutilidad del trabajo era una de las maldiciones que resultaron de quebrantar el pacto de Dios (Leviticos 26:16, 20). Hasta que el pueblo volviera su atención a esta prioridad, no habría prosperidad para ellos.

Hageo poseía gran celo por el templo del Señor y quería que la gente completara su reconstrucción de inmediato. Su deseo iba en contra de la complacencia de quienes no se interesaban por el templo tanto como se interesaban en su propia comodidad. La gran preocupación de Hageo era el templo, la de la gente era sus propias casas.

Dios usó a Hageo para sacudir los corazones de la gente hacia las preocupaciones de Dios. Él no podía ser honrado mientras su casa estuviera en ruinas. El templo en Jerusalén simbolizaba la presencia divina entre la humanidad. Era un recordativo visible a todo el mundo de que el Señor Soberano es Dios del cielo y de la tierra. ¿Cómo podía Israel testificar del verdadero Dios cuando el símbolo de ese Dios (ver Juan 2:19; Mateo 26:61) y de todo el plan de salvación estaba en ruinas? Esta actitud hacia el templo revelaba un problema más profundo: la pérdida del sentido de su misión divina como pueblo remanente de Dios.

¿Ves alguna advertencia aquí para nosotros?

1,032 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

“LA BENDICION DE PONER PRIMERO LO PRIMERO”

Por Lemuel Olan Jimenez

Que Dios nos diga de manera dramática que debemos ponernos a trabajar en su obra, y que luego detenga esa misma obra para darnos un discurso es porque tiene algo importante qué decirnos, ¿no es así? ¿Y qué podría ser? Si el profeta Hageo no hubiese repetido la frase por lo ...

Leer más...

El día del Señor

Por Alonso Meza

El pensamiento clave de esta semana dice: “Terrible será Jehová contra ellos, porque destruirá a todos los dioses de la tierra, y desde sus lugares se inclinarán a él todas las tierras de las na-ciones” (Sof. 2:11). ¿Por qué no trabajamos esta semana un poco haciendo algo d...

Leer más...

Estrategia Didáctica

Por Alonso Meza

No olvide que la lección con auxiliar para el maestro cuenta con un material para que usted pueda impartir la clase con mayor intención para sus miembros de escuela sabática. Utilizando la metodología didáctica que presenta la lección, trabajemos este sábado atendiendo las ...

Leer más...

LA PRUEBA DE FUEGO

Para los tres hebreos, adorar a la imagen impuesta por el rey es una falsificación flagrante de la adoración en el Templo de Jerusalén, que vivieron en sus primeros años.

Leer más...

EL HOMBRE VIEJO Y EL NUEVO, ¿QUIÉN VIVE EN QUIÉN?

Por Juan José Andrade

Te presento el siguiente cuestionamiento y ruego tu colaboración: El hombre viejo y el hombre nuevo, ¿pueden convivir juntos en una persona o necesariamente uno desechará al otro?

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

LA TIERRA DE ZABULÓN Y NEFTALÍ

Mateo 4:12 nos habla del encarcelamiento de Juan, lo que concluyó con su ministerio. En este momento, comienza “oficialmente” el ministerio de Jesús. El texto no dice por qué, cuando Jesús oyó acerca de Juan, se fue a Galilea; solo dice que se fue. (Ver también Mar. 1...

Leer más...

LA IMAGEN DE ORO

Es posible que hayan pasado unos veinte años entre el sueño y la construcción de la imagen. No obstante, parece que el rey ya no puede olvidar el sueño y el hecho de que Babilonia esté condenada a ser reemplazada por otros poderes

Leer más...

EL LLAMADO A ADORAR

La imagen de oro sobre la llanura de Dura, cuyo nombre en acadio significa “lugar amurallado”, da a ese sitio amurallado la impresión de un vasto santuario. Como si no fuera suficiente, el horno cercano bien pudo evocar un altar.

Leer más...

DEL HORNO ARDIENTE AL PALACIO

Así estos jóvenes, imbuidos del Espíritu Santo, declararon a toda la nación su fe de que el que ellos adoraban era el único Dios verdadero y viviente [...]. Para impresionar a los idólatras con el poder y la grandeza del Dios viviente

Leer más...

LA PIEDRA

El énfasis del sueño está en lo que sucederá en los “postreros días” (Dan. 2:28). Por más poderosos y ricos que hayan sido, los reinos de metal (y de barro) no son más que un preludio del establecimiento del reino de piedra

Leer más...

“DEJA QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS”

Primero, en Mateo 8:18 al 22, vemos a dos hombres que se acercan a Jesús con el deseo de ser sus discípulos. Ambos son sinceros y, no obstante, ambos parecen tener algo que los retiene. Entonces Jesús, que conoce todos nuestros pensamientos, va al centro del asunto.

Leer más...