Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro

(Isa. 45:18)

CREACIÓN DEL CIELO

“Luego dijo Dios: Haya expansión [“firmamento”, NVI] en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así. Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo” ( Génesis 1:6-8).

Dios creó el firmamento, le señaló funciones, y le dio nombre: cielos. Su función: dividir las aguas de abajo de las de arriba. Hoy dividiríamos el cielo en atmósfera, que es nuestro medioambiente, y el cielo más allá de la atmósfera, que llamaríamos “espacio”, donde están el Sol, la Luna, y las estrellas.

La atmósfera parece ser la porción del “cielo” que se formó el segundo día de la creación. La atmósfera tiene un mecanismo para mover el agua hacia arriba: el agua se evapora y entra en la atmósfera, donde puede ser llevada a cualquier lugar de la tierra. Luego vuelve a la superficie como un “vapor” o neblina ( Génesis 2:6), o como lluvia.

Dios dio nombre a la expansión (firmamento). El acto de dar nombre implica que Dios es soberano sobre el espacio. El espacio no limita las acciones de Dios: él lo creó y lo gobierna. Como sucedió con la iluminación del mundo en el primer día, la creación del firmamento se completó antes del fin del segundo día, otro período oscuro (noche) y un período de luz (mañana).

Se ha discutido mucho sobre el significado de la palabra “firmamento”. La palabra hebrea es rakiá, y a veces se usa para describir una hoja de metal que ha sido martillada hasta volverla muy delgada. Los críticos alegaban que los antiguos hebreos creían que había una superficie dura por sobre la tierra; o sea, decían, como no existe tal cosa, el informe bíblico está equivocado. Pero esto es errado. La palabra firmamento, en ese contexto, se aplica al cielo (atmósfera y espacio). Miremos el contexto inmediato para saber de qué se habla. En Génesis se describe a las aves volando “en la abierta expansión de los cielos” ( Génesis 1:20; “a lo largo del firmamento”, NVI), y en otro lugar el firmamento es donde están el sol y la luna ( Génesis 1:14). Obviamente las aves no vuelan en la parte de la rakiá donde están el sol y la luna.

Aunque haya misterios en la narrativa de la creación, un punto resulta claro: nada queda al azar. ¿Por qué es importante que sepamos esto, especialmente cuando muchos creen que el azar desempeñó un papel muy importante en nuestra creación?

8,651 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

El origen de Dios

Por Armando Juárez

Una niña le pregunta a su papá: “Papi, ¿quién creó todas las cosas?. El padre le responde: “Dios creó todas las cosas, hijita”. La niña le vuelve a preguntar: “¿Y quién creó a Dios?”.

Leer más...

Creación comienza y termina con C (¡de Cristo!)

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

Estamos acostumbrados a que todo en esta vida tiene un comienzo y un final. Y ¿quién antes del principio y después del final? Lee esta combinación de textos de Génesis y de Juan para descubrir quién estaba antes: “En el principio era el Verbo (Jesús) y el Verbo (Jesús) era ...

Leer más...

Tu identidad en 56 versículos

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

Seguramente te has preguntado más de una vez quién eres, de dónde vienes y a dónde irás cuando mueras. Ya te habrás dado cuenta de que no todo en este mundo funciona bien y habrás averiguado por qué las personas son malas, por qué la naturaleza está dañada y qué se podría h...

Leer más...

La Creación regalo de Dios

Por Ciprian Mohorea

La Creación representa el primer regalo que Dios lo diseño para los seres humanos. En su amor el previo un entorno perfecto que los primeros seres humanos Adán y Eva, y después de ellos todos sus descendientes lo podrían llamar casa. Dios no diseño la tierra para que sea un...

Leer más...

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:

La religión de Cristo eleva al que la recibe a un nivel superior de pensamiento y acción, al mismo tiempo que presenta a toda la especie humana como igual objeto del amor de Dios, habiendo sido comprada por el sacrificio de su Hijo

Leer más...

“¿QUÉ HAN VISTO EN TU CASA?”

Tal vez hayamos llegado a una etapa en que, gracias al Señor, nos está yendo bien en la vida, al menos por ahora: la familia está bien, el trabajo está bien; la salud y las finanzas, también. ¿O quizá no?

Leer más...

HACIA UNA FE DE PRIMERA GENERACIÓN

Los estudios sobre cómo se transmiten a las generaciones posteriores los valores y las creencias en organizaciones como las iglesias muestran que los fundadores tienen un nivel muy elevado de compromiso con las creencias

Leer más...

MENSAJEROS DEL SIGLO XXI

En su popular paráfrasis de la Biblia The Message, Eugene Peterson utiliza “mensaje” cada vez que aparece la palabra bíblica para “evangelio”. Las buenas nuevas sobre Jesús son verdaderamente el mensaje que aún necesita el mundo de hoy

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

El pecado de David y sus consecuencias: ¿justicia o misericordia divina?

Por Rubén Tenorio

El fundamento del gobierno de Dios descansa en dos grandes atributos: su justicia y su misericordia. Cuando es necesario definir un caso como el de David, ¿hacia dónde se inclina la balanza? ¿En qué encuentra su mayor deleite el Señor?

Leer más...

Guarda tu corazón

Por Alejo Aguilar

La mayoría de nosotros acostumbramos guardar algo. Guardamos secretos, recuerdos y, sobre todo, cosas (¡a veces tantas que lo lamentamos al tener que mudarnos!) La acción de «guardar» obviamente no es ajena a los personajes bíblicos, solo que el concepto bíblico es algo más...

Leer más...

“DEJA QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS”

Primero, en Mateo 8:18 al 22, vemos a dos hombres que se acercan a Jesús con el deseo de ser sus discípulos. Ambos son sinceros y, no obstante, ambos parecen tener algo que los retiene. Entonces Jesús, que conoce todos nuestros pensamientos, va al centro del asunto.

Leer más...

Trapos de inmundicia

Por Juan José Andrade

Cierto evangelista fue invitado a dar una serie de conferencias en un lugar y hospedado en un hotel de la ciudad. Como el viaje había sido largo y la noche era avanzada, el sueño le vencía. Apenas hubo llegado, fue a la cama para descansar.

Leer más...