“Entonces los apóstoles se juntaron con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho, y lo que habían enseñado” (Marcos 6:30).

UN PRINCIPIO BÍBLICO

Apenas alguien menciona informes, uno se imagina montañas de papeles llenos con datos y estadísticas que probablemente harán poco más que juntar polvo. Sin embargo, informar no es un invento moderno diseñado para frustrar a los que están involucrados en la testificación y la evangelización. Es un principio bíblico. Como lo revela el versículo para memorizar de esta semana, cuando los discípulos volvieron de su gira misionera, informaron a Jesús todo lo que habían hecho y enseñado. Esta parece ser la parte central de la obra del evangelio.

Aunque no podemos señalar un versículo bíblico específico que diga: “Tienes que informar”, hay amplia evidencia de que los informes eran importantes tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. Informar es una actividad en una cadena de eventos. Es decir, alguien prepara un informe, otro recibe el informe, el informe es evaluado, y luego se toman decisiones y se planifican acciones en respuesta a lo que se informó.

Lee Hechos 4:1 al 31. ¿Qué informaron Pedro y Juan a sus compañeros? Y este informe ¿qué impulsó a la iglesia a hacer? ¿Qué lecciones hay aquí para nosotros hoy?

Considera que sin periódicos, radio o televisión por satélite, el “de boca en boca” era la forma principal de esparcir las noticias acerca de Jesús. Si estos primeros creyentes hubiesen cedido a las amenazas que se levantaron contra ellos, su influencia para Dios podría haberse limitado severamente. Pero ellos se reunieron, escucharon los informes, y luego decidieron una estrategia que los capacitaría para su vocación evangélica.

Por supuesto, central en todo esto eran sus oraciones y su estudio de la Biblia. De este incidente, vemos la importancia que tuvo la oración y la Palabra de Dios para ellos. No debería ser diferente para nosotros hoy.

Aunque no tenemos detalles de qué planificaron, el versículo 29 muestra que, a pesar de las amenazas contra ellos, continuaron hablando de Jesús.

Se citaron pasajes de las Escrituras ante los líderes de Israel y los otros creyentes judíos, mostrando cuán vitales eran para su fe y su testimonio. ¿Cuán central y vital es la Escritura en tu propia vida?

1,230 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

Ética y evaluación

Por Silvino Tovar

“Así que, todas las cosas que quisierais que los hombres hiciesen con vosotros, así también haced vosotros con ellos, porque esta es la ley y los profetas”(Mateo 7:12) Indistintamente del instrumento que se utilice para evaluar, finalmente hay un resultado. En algunas ocasi...

Leer más...

Categorización

Por Jaime Rodríguez

En esta ocasión voy a enfocarme más en una estrategia de aprendizaje que de enseñanza. Esta estrategia proviene del análisis de datos cualitativos. La idea fundamental es examinar sistemáticamente la información para delimitar sus partes y establecer relaciones. Derivar un ...

Leer más...

Compartiendo Alegrías

Por David Barbosa

Lo más agradable después de haber tenido una experiencia con “Cristo”; Es poder contar lo que nos aconteció. Recordamos lo que Jesús le dice a sus discípulos “lo que os digo en tinieblas, decidlo en la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde las azoteas”. (Mat 10:27)

Leer más...

¿Quién? ¿Qué? ¿A quién?

Por Jaime Rodríguez

Al considerar el titulo de la lección “que la iglesia lo sepa”, surgen al menos tres preguntas: ¿Quién es la iglesia?, ¿quién debe decirlo a la iglesia?, y ¿qué debe saber la iglesia? Cuando se habla de información, regularmente se piensa en tres elementos

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

¿Qué significa adorar a Dios en espíritu y en verdad?

Por Omar Velázquez

En primer lugar, quiero reconocer tu sinceridad en tu pregunta. Porque, es cierto, la lección presenta demasiado material teológico sobre la divinidad de Cristo para fundamentar nuestra adoración a Él. Al meditar en tu pregunta, creo que esa no es tu preocupación, sino el s...

Leer más...

DIOS, EL SOBERANO DADOR DE LOS DONES ESPIRITUALES

No somos nosotros los que decidimos qué dones tener. La palabra griega para los dones del Espíritu es charismata; son dones de gracia, distribuidos y dados por Dios mismo. No los obtenemos por nuestro estatus, nuestra posición, nuestro honor, nuestra educación o nuestro des...

Leer más...

EL FRUTO DEL ESPÍRITU Y LOS DONES DEL ESPÍRITU

El fruto del Espíritu y los dones del Espíritu tienen el mismo Autor. Sin embargo, no son lo mismo. A nadie se le requiere manifestar un don del Espíritu, pero todos deberían manifestar el fruto del Espíritu. Los dones espirituales no necesariamente testifican de nuestra es...

Leer más...

EL FRUTO DEL AMOR

El amor es, apropiadamente, la más importante característica del fruto del Espíritu y permea el resto. En cierto sentido, todas las demás cualidades mencionadas pueden ser vistas como aspectos del amor. Debido a que Dios es amor (1 Juan 4:8), la virtud cristiana más importa...

Leer más...

El pecado de David y sus consecuencias: ¿justicia o misericordia divina?

Por Rubén Tenorio

El fundamento del gobierno de Dios descansa en dos grandes atributos: su justicia y su misericordia. Cuando es necesario definir un caso como el de David, ¿hacia dónde se inclina la balanza? ¿En qué encuentra su mayor deleite el Señor?

Leer más...

El anillo de sellar de Dios

“En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos” (Hageo 2:23). El mensaje final de Dios a Hageo fue dado el mismo día que el ...

Leer más...

Tu identidad en 56 versículos

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

Seguramente te has preguntado más de una vez quién eres, de dónde vienes y a dónde irás cuando mueras. Ya te habrás dado cuenta de que no todo en este mundo funciona bien y habrás averiguado por qué las personas son malas, por qué la naturaleza está dañada y qué se podría h...

Leer más...

Conclusión

El fruto del Espíritu es tener una disposición cariñosa y amante; un espíritu radiante y un temperamento alegre; una mente calma y una actitud sosegada; paciencia tolerante ante circunstancias provocadoras y personas difíciles; perspicacia comprensiva y una actitud servicia...

Leer más...

Ni rasgará sus vestidos

“Y el sumo sacerdote entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fue derramado el aceite de la unción, y que fue consagrado para llevar las vestiduras, no descubrirá su cabeza, ni rasgará sus vestidos” (Levítico 21:10).

Leer más...