Tu identidad en 56 versículos

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

Seguramente te has preguntado más de una vez quién eres, de dónde vienes y a dónde irás cuando mueras. Ya te habrás dado cuenta de que no todo en este mundo funciona bien y habrás averiguado por qué  las personas son malas, por qué la naturaleza está dañada y qué se podría hacer para que este mundo de arregle. Estos planteos constituyen las preguntas esenciales que nos hacemos todos los seres humanos. Las respuestas que les demos, definen nuestra identidad: cómo nos respetamos a nosotros mismos y a los demás y cómo nos relacionamos con el medio que nos rodea.

¿Qué te parece si procuramos responder a estas preguntas utilizando solamente los primeros 56 versículos de la Biblia que componen los capítulos 1 y 2 del Génesis?

Te invito a que leas Génesis 1 y 2 en busca de tu identidad. Puedes hacerlo, por ejemplo, a partir de los temas que son claves para definirnos como seres humanos.  Sugiero que leas el relato varias veces. Te comparto algunos de mis hallazgos en los temas básicos para la identidad.  Puedes corroborar mi análisis y completarlo con tus observaciones.

a.       Historia del origen de los cielos y la tierra para saber de dónde surgió mi hábitat y cómo vivir en él

a.       Hubo un principio para los cielos y la tierra. No existieron siempre (Génesis 1:1).

b.      Los cielos y la tierra fueron creados por Dios (quien se expresa en primera persona del  plural) (Génesis 1:1).

c.       En ese principio la tierra estaba desordenada y vacía (Génesis 1:2).

d.      Había oscuridad y agua y el espíritu de Dios se movía sobre las aguas (Génesis 1:2).

e.      Hubo un orden y secuencia en la creación para permitir que se desarrolle la vida y sea un hábitat placentero para el ser humano (Génesis 1:3-25).

f.        Cada día está compuesto de tarde y mañana y no mañana y tarde (Génesis 1:5).

g.       Dios creó todo el mundo y el ser humano en seis días (Génesis 1).

b.      Descripción del ambiente universal y del ambiente que rodea al ser humano para saber cuál es el mejor lugar para la vida

a.       La naturaleza era perfecta, en el cielo, la tierra y las aguas (Génesis 2: 1-5).

b.      No había lluvia para regar los campos, sino un vapor (Génesis 2:6).

c.       El hogar para el ser humano era un huerto llamado Edén: El huerto tenía dos ríos con algunos brazos (Génesis 2: 8-14).

c.       Historia del origen del ser humano para saber de dónde vengo

a.       El varón fue creado primero como una escultura a la que Dios le dio aliento de vida (Génesis 2: 7).

b.      La mujer fue creada después del varón, a partir de una costilla del varón (Génesis 2: 21, 22).

c.       El ser humano fue creado con todo el potencial, a imagen de Dios (Génesis 1:27).

d.      Manual del usuario del ser humano para saber cómo desarrollarme en todo mi potencial y conocer mi verdadero valor

a.       El ser humano fue hecho a semejanza de Dios en todas sus facultades (Génesis 1:27).

b.      El hombre tenía la encomienda de administrar el huerto (Génesis 1:28).

c.       La mujer fue creada con el propósito de ser compañía y ayuda idónea para el hombre (Génesis 2: 18)

d.      Dios le da al ser humano (y a los animales) una dieta vegetariana (Génesis 1: 29).

e.      Dios le da al hombre el sábado para que descanse en conmemoración de la creación (Génesis 2: 2, 3).

f.        Dios funda la primera familia con el matrimonio de un hombre y una mujer (Génesis 2:24).

g.       El ser humano podía comer del árbol de la vida (para vivir para siempre), pero no podía comer del árbol del conocimiento del bien y del mal (Génesis 2: 16, 17)

e.      Descripción del futuro deseado de la naturaleza y del ser humano para acercarnos al ideal divino con nuestra vida cotidiana.

a.       Era el propósito de Dios que la tierra se llenara de familias (Génesis 1:28)

f.        El poder y la autoridad: la de Dios y la del ser humano, para conocer mis responsabilidades y limitaciones

a.       Dios tiene poder absoluto. Creó de la nada. Usó su palabra para crear todo menos al ser humano (Génesis 1:3-25).

b.      Dios le da al ser humano indicaciones para que le vaya bien, pero le da la libertad de elección (Génesis 1: 27).

c.       Dios le delega al ser humano la responsabilidad de administrar la creación y su familia (Génesis 1:28;  2:19, 20).

d.      Dios le delega al ser humano la autoridad para sojuzgar la tierra y los seres vivos inferiores (Génesis 1:28).

g.       Sentimientos y valoraciones de Dios y del ser humano para estimular mis sentimientos y actitudes positivos

a.       Dios valora su acto creativo al final de cada día: siempre lo creado es bueno, a excepción del ser humano, que es valorado como muy bueno (Génesis 1: 3-25).

b.      Adán se enamora de la primera mujer, regalo de Dios (Génesis 2:23)

c.       El primer matrimonio manifiesta intimidad (Génesis 2:24, 25)

¿Qué implicaciones tiene el relato del origen para tu vida cotidiana? ¿Cómo afectaría tu identidad si no tuvieras estos primeros 56 versículos de la Biblia? Escribe tus reflexiones a estas dos preguntas, compártelas con tu familia y tus amigos y llévalas el sábado a tu clase de escuela sabática como un aporte.

25,070 Visitas

Acerca del Autor

Raquel Bouvet de Korniejczuk

Raquel Bouvet de Korniejczuk

Casada con Victor, doctor en educación, es docente en el posgrado de la Universidad de Montemorelos. Tres hijos adultos profesionales. Tiene gusto por la lectura, viajes y hacer caminatas. Interés en investigación: integración de la fe y desarrollo de un modelo educativo adventista para instituciones de educación superior.

Artículos de Raquel Bouvet de Korniejczuk
comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

LUGAR PARA VIVIR

Miércoles 09/ene/2013

Hasta ahora, la tierra estuvo cubierta con agua. Para tener un lugar en que pudieran vivir los humanos que Dios quería crear, cambió la superficie de la tierra para producir cuencas que recibieran el agua y formaran los mares, permitiendo que aparecieran los continentes. Es...

Leer más...

El origen de Dios

Por Armando Juárez

Una niña le pregunta a su papá: “Papi, ¿quién creó todas las cosas?. El padre le responde: “Dios creó todas las cosas, hijita”. La niña le vuelve a preguntar: “¿Y quién creó a Dios?”.

Leer más...

Creación comienza y termina con C (¡de Cristo!)

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

Estamos acostumbrados a que todo en esta vida tiene un comienzo y un final. Y ¿quién antes del principio y después del final? Lee esta combinación de textos de Génesis y de Juan para descubrir quién estaba antes: “En el principio era el Verbo (Jesús) y el Verbo (Jesús) era ...

Leer más...

Tu identidad en 56 versículos

Por Raquel Bouvet de Korniejczuk

Seguramente te has preguntado más de una vez quién eres, de dónde vienes y a dónde irás cuando mueras. Ya te habrás dado cuenta de que no todo en este mundo funciona bien y habrás averiguado por qué las personas son malas, por qué la naturaleza está dañada y qué se podría h...

Leer más...

La Creación regalo de Dios

Por Ciprian Mohorea

La Creación representa el primer regalo que Dios lo diseño para los seres humanos. En su amor el previo un entorno perfecto que los primeros seres humanos Adán y Eva, y después de ellos todos sus descendientes lo podrían llamar casa. Dios no diseño la tierra para que sea un...

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

El anillo de sellar de Dios

“En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos” (Hageo 2:23). El mensaje final de Dios a Hageo fue dado el mismo día que el ...

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

¿Qué significa adorar a Dios en espíritu y en verdad?

Por Omar Velázquez

En primer lugar, quiero reconocer tu sinceridad en tu pregunta. Porque, es cierto, la lección presenta demasiado material teológico sobre la divinidad de Cristo para fundamentar nuestra adoración a Él. Al meditar en tu pregunta, creo que esa no es tu preocupación, sino el s...

Leer más...

LAS RAMAS NATURALES

Pablo compara al remanente fiel de Israel con un olivo noble, cuyas ramas han sido desgajadas (los incrédulos); esta es una ilustración que usa para probar que “Dios no rechazó a su pueblo” (Rom. 11:2). La raíz y el tronco todavía están allí.

Leer más...

Guarda tu corazón

Por Alejo Aguilar

La mayoría de nosotros acostumbramos guardar algo. Guardamos secretos, recuerdos y, sobre todo, cosas (¡a veces tantas que lo lamentamos al tener que mudarnos!) La acción de «guardar» obviamente no es ajena a los personajes bíblicos, solo que el concepto bíblico es algo más...

Leer más...

LA ELECCIÓN DE LA GRACIA

Deberíamos recordar que los primeros conversos al cristianismo eran todos judíos (por ejemplo, el grupo que se convirtió en el día de Pentecostés). Hizo falta una visión especial y un milagro para convencer a Pedro de que los gentiles tenían igual acceso a la gracia de Cristo

Leer más...

El pecado de David y sus consecuencias: ¿justicia o misericordia divina?

Por Rubén Tenorio

El fundamento del gobierno de Dios descansa en dos grandes atributos: su justicia y su misericordia. Cuando es necesario definir un caso como el de David, ¿hacia dónde se inclina la balanza? ¿En qué encuentra su mayor deleite el Señor?

Leer más...

AGAR EN EL MONTE SINAÍ

Dios deseaba compartir, con el pueblo de Israel en el Sinaí, la misma relación de pacto que compartió con Abraham. De hecho, existen similitudes entre las palabras de Dios a Abraham en Génesis 12:1 al 3 y sus palabras a Moisés en Éxodo 19. En ambos casos, Dios enfatiza lo q...

Leer más...

Trapos de inmundicia

Por Juan José Andrade

Cierto evangelista fue invitado a dar una serie de conferencias en un lugar y hospedado en un hotel de la ciudad. Como el viaje había sido largo y la noche era avanzada, el sueño le vencía. Apenas hubo llegado, fue a la cama para descansar.

Leer más...