La canasta y el florero

Por Adolfo Ruiz

Hay dos cosas que disfruto sobremanera, éstas son: visitar un mercado de frutas y un mercado de flores; estos sitios están llenos de colores, aromas y formas, de tal suerte que ambos lugares son un deleite para los sentidos.

De estos mercados tomamos lo que nos gusta y lo llevamos. Ya en casa, colocamos lo comprado en una canasta o en un florero, ¡entonces se hace el milagro!, nuestra casa se inunda de aromas, colores, formas y sabores. Todos en casa, aun los que nos visitan, disfrutan de ese arcoíris de colores y fragancias.

Y así, llega el momento en que te diriges a la canasta y tomas un mango o una tajada de sandía, hincas tus dientes en la jugosa pulpa. Mientras disfrutas aromas y sabores, necesariamente piensas en los enormes esfuerzos que están detrás de ese fruto: tierra, sol, lluvia, semilla, trabajos, cuidados, esfuerzos, espera y finalmente el corte o la pizca; nada de eso es obra de la casualidad.

Vivir y andar en el Espíritu implica dejar que el Espíritu Santo trabaje en nuestra vida. Es permitir que se apodere de ella; que nos nutra, nos pode, nos cuide, nos mueva, nos motive, nos dirija, nos perfeccione...

Hay en mi casa, no una, sino varias canastas llenas de color, aroma y sabor; canastas que dependiendo de la estación del año y de qué tan lejos o cerca estemos de la quincena, abundan en papaya, melón, mango, plátano, sandía, manzana, pera, durazno, jícama, aguacate, tomate, coco, cebolla, caña, uvas y elotes; el fruto de la tierra.

¿Qué te parece saber que en tu interior tienes una canasta llena de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio propio? Es como tener un botiquín de primeros auxilios integrado. Ante cualquier situación de la vida diaria, el Espíritu Santo pone a tu disposición su fruto; ¿te provocan? Mansedumbre, ¿dolor? Paciencia, ¿tribulaciones? Gozo, ¿tentación? Fidelidad, ¿oportunidades de servicio? Benignidad, ¿violencia? Paz.

Todo un arsenal de soluciones, herramientas de salvación, los ejes del evangelio para ti y los que te rodean; si nuestra vida es rica en el fruto del Espíritu, entonces podemos decir: "úsame Señor." "¿Señor, qué quieres que haga?" o "en tu nombre lo haré, Señor."

Cuando andas en el Espíritu, te transformas en un agente de cambio, una solución a miles de problemas, una puerta o ventana de oportunidad. Precisamente ese es el plan de Cristo para tu vida.

3,807 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

El Evangelio y la Iglesia

Sábado 17/dic/2011

ALGUNOS LABRIEGOS que cultivaban papas (patatas) decidieron guardar las más grandes para sí y usar las más pequeñas como semillas. Después de algunas cosechas pobres, descubrieron que la naturaleza había reducido sus cosechas de papas al tamaño de canicas (bolitas). Mediant...

Leer más...

Vosotros que sois espirituales

Por Roger Ruiz

Existe una controversia en relación con la naturaleza de esta parte de la epístola a los Gálatas. Algunos estudiosos sugieren que Gálatas 6:1-10 es parte de una sección de “exhortación”, llamada también como “parenética”. Ellos hacen una diferencia entre ésta parte y la par...

Leer más...

Entre Vicios y Virtudes

Por Adolfo Ruiz

El apóstol Pablo, movido e inspirado por Dios, escribió con claridad y transparencia a los gálatas. En palabras de la hermana White, “Escribió no con vacilación y duda sino con la seguridad de la firme convicción y del conocimiento absoluto…Pablo fue inducido a reprender y ...

Leer más...

Restaurar

Por Roger Ruiz

El término utilizado por el apóstol Pablo contiene mucha riqueza espiritual. Garlinton sugiere que el término “restaurar” significa “reparar (a la condición anterior); poner un miembro dislocado del cuerpo en su lugar apropiado.”[1] Esto da la idea de restaurar para ministrar.

Leer más...

La canasta y el florero

Por Adolfo Ruiz

Hay dos cosas que disfruto sobremanera, éstas son: visitar un mercado de frutas y un mercado de flores; estos sitios están llenos de colores, aromas y formas, de tal suerte que ambos lugares son un deleite para los sentidos. De estos mercados tomamos lo que nos gusta y lo l...

Leer más...

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:

El propósito de Apocalipsis 12 es, en primer lugar, explicarle al pueblo de Dios que los sucesos del tiempo del fin son parte del gran conflicto entre Cristo y Satanás y sus fuerzas demoníacas. El libro advierte al pueblo de Dios sobre lo que enfrenta hoy

Leer más...

LA ESTRATEGIA DE SATANÁS

A lo largo de toda la historia cristiana, Satanás se opuso a la obra de salvación de Dios, principalmente por medio de la transigencia sutil dentro de la iglesia, y mediante la coerción y la persecución desde afuera

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

GUERRA CONTRA EL REMANENTE

La palabra resto, o remanente, describe a aquellos que son fieles a Dios mientras que la mayoría apostata. Mientras que la mayoría de los habitantes del mundo estará de parte de Satanás en el tiempo del fin

Leer más...

Guarda tu corazón

Por Alejo Aguilar

La mayoría de nosotros acostumbramos guardar algo. Guardamos secretos, recuerdos y, sobre todo, cosas (¡a veces tantas que lo lamentamos al tener que mudarnos!) La acción de «guardar» obviamente no es ajena a los personajes bíblicos, solo que el concepto bíblico es algo más...

Leer más...

LA MUJER Y EL DRAGÓN

Juan observó en visión dos grandes señales. La primera es una mujer embarazada de un Niño y la segunda es un dragón. ¿Quién es la mujer y qué enseñan estos versículos?

Leer más...

El pecado de David y sus consecuencias: ¿justicia o misericordia divina?

Por Rubén Tenorio

El fundamento del gobierno de Dios descansa en dos grandes atributos: su justicia y su misericordia. Cuando es necesario definir un caso como el de David, ¿hacia dónde se inclina la balanza? ¿En qué encuentra su mayor deleite el Señor?

Leer más...

¿Qué significa adorar a Dios en espíritu y en verdad?

Por Omar Velázquez

En primer lugar, quiero reconocer tu sinceridad en tu pregunta. Porque, es cierto, la lección presenta demasiado material teológico sobre la divinidad de Cristo para fundamentar nuestra adoración a Él. Al meditar en tu pregunta, creo que esa no es tu preocupación, sino el s...

Leer más...

EL HOMBRE VIEJO Y EL NUEVO, ¿QUIÉN VIVE EN QUIÉN?

Por Juan José Andrade

Te presento el siguiente cuestionamiento y ruego tu colaboración: El hombre viejo y el hombre nuevo, ¿pueden convivir juntos en una persona o necesariamente uno desechará al otro?

Leer más...