La canasta y el florero

Por Adolfo Ruiz

Hay dos cosas que disfruto sobremanera, éstas son: visitar un mercado de frutas y un mercado de flores; estos sitios están llenos de colores, aromas y formas, de tal suerte que ambos lugares son un deleite para los sentidos.

De estos mercados tomamos lo que nos gusta y lo llevamos. Ya en casa, colocamos lo comprado en una canasta o en un florero, ¡entonces se hace el milagro!, nuestra casa se inunda de aromas, colores, formas y sabores. Todos en casa, aun los que nos visitan, disfrutan de ese arcoíris de colores y fragancias.

Y así, llega el momento en que te diriges a la canasta y tomas un mango o una tajada de sandía, hincas tus dientes en la jugosa pulpa. Mientras disfrutas aromas y sabores, necesariamente piensas en los enormes esfuerzos que están detrás de ese fruto: tierra, sol, lluvia, semilla, trabajos, cuidados, esfuerzos, espera y finalmente el corte o la pizca; nada de eso es obra de la casualidad.

Vivir y andar en el Espíritu implica dejar que el Espíritu Santo trabaje en nuestra vida. Es permitir que se apodere de ella; que nos nutra, nos pode, nos cuide, nos mueva, nos motive, nos dirija, nos perfeccione...

Hay en mi casa, no una, sino varias canastas llenas de color, aroma y sabor; canastas que dependiendo de la estación del año y de qué tan lejos o cerca estemos de la quincena, abundan en papaya, melón, mango, plátano, sandía, manzana, pera, durazno, jícama, aguacate, tomate, coco, cebolla, caña, uvas y elotes; el fruto de la tierra.

¿Qué te parece saber que en tu interior tienes una canasta llena de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio propio? Es como tener un botiquín de primeros auxilios integrado. Ante cualquier situación de la vida diaria, el Espíritu Santo pone a tu disposición su fruto; ¿te provocan? Mansedumbre, ¿dolor? Paciencia, ¿tribulaciones? Gozo, ¿tentación? Fidelidad, ¿oportunidades de servicio? Benignidad, ¿violencia? Paz.

Todo un arsenal de soluciones, herramientas de salvación, los ejes del evangelio para ti y los que te rodean; si nuestra vida es rica en el fruto del Espíritu, entonces podemos decir: "úsame Señor." "¿Señor, qué quieres que haga?" o "en tu nombre lo haré, Señor."

Cuando andas en el Espíritu, te transformas en un agente de cambio, una solución a miles de problemas, una puerta o ventana de oportunidad. Precisamente ese es el plan de Cristo para tu vida.

4,502 Visitas

comments powered by
Disqus
Lección de Hoy

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR

Viernes 23/dic/2011

Si la presencia de Dios está entre su pueblo, se verá que un espíritu semejante al de Cristo se manifiesta dentro de la iglesia. Puede verse en la forma en que se extiende el perdón y la restauración a aquellos que yerran, en cómo se ayudan unos a otros en las pruebas y en ...

Leer más...

Vosotros que sois espirituales

Por Roger Ruiz

Existe una controversia en relación con la naturaleza de esta parte de la epístola a los Gálatas. Algunos estudiosos sugieren que Gálatas 6:1-10 es parte de una sección de “exhortación”, llamada también como “parenética”. Ellos hacen una diferencia entre ésta parte y la par...

Leer más...

Entre Vicios y Virtudes

Por Adolfo Ruiz

El apóstol Pablo, movido e inspirado por Dios, escribió con claridad y transparencia a los gálatas. En palabras de la hermana White, “Escribió no con vacilación y duda sino con la seguridad de la firme convicción y del conocimiento absoluto…Pablo fue inducido a reprender y ...

Leer más...

Restaurar

Por Roger Ruiz

El término utilizado por el apóstol Pablo contiene mucha riqueza espiritual. Garlinton sugiere que el término “restaurar” significa “reparar (a la condición anterior); poner un miembro dislocado del cuerpo en su lugar apropiado.”[1] Esto da la idea de restaurar para ministrar.

Leer más...

La canasta y el florero

Por Adolfo Ruiz

Hay dos cosas que disfruto sobremanera, éstas son: visitar un mercado de frutas y un mercado de flores; estos sitios están llenos de colores, aromas y formas, de tal suerte que ambos lugares son un deleite para los sentidos. De estos mercados tomamos lo que nos gusta y lo l...

Leer más...

SACERDOTES Y LEVITAS COMO PARTE DE LA ADORACIÓN

La intercesión de Cristo en beneficio del hombre en el Santuario celestial es tan esencial para el plan de la salvación como lo fue su muerte en la Cruz. Por medio de su muerte dio inicio a esa obra para cuya conclusión ascendió al cielo después de su resurrección

Leer más...

“Cordel de tres hilos no se rompe fácilmente”

Por Juan José Andrade

El título de este artículo ha sido tomado de Eclesiastés 4: 12. En este pasaje, la Biblia refiere las palabras del sabio Salomón que para ilustrar la fuerza y el poder de la unidad utiliza la figura del cordel de tres hilos. El contexto más amplio al texto citado dice así:

Leer más...

DOS FORMIDABLES COROS DE ACCIÓN DE GRACIAS

Parte del servicio de adoración en la época de Nehemías fue crear dos coros de acción de gracias que recorrieran Jerusalén cantando, acompañados de instrumentos. Comenzaban en el mismo lugar y luego se separaban, yendo cada uno en una dirección diferente alrededor de los mu...

Leer más...

LA ESPOSA DE JOB

Este es probablemente un buen momento para tratar con otra víctima en la historia de Job: su esposa. Ella aparece solo en Job 2:9 y 10. Después de esto, ella se desvanece del relato y de la historia. No se nos dice nada más de ella. Sin embargo, considerando todo lo que suc...

Leer más...

PURIFICACIÓN

Después de que las Escrituras hablan de la dedicación del muro, y luego de la reunión de los cantores, el siguiente versículo, Nehemías 12:30, habla de la purificación. “Y se purificaron los sacerdotes y los levitas; y purificaron al pueblo, y las puertas, y el muro”.

Leer más...

LOS SACRIFICIOS COMO PARTE DE LA ADORACIÓN

Los sacrificios eran el aspecto más esencial de la adoración en la época del Templo. Se utilizaban varios sacrificios diferentes, ya sea por la promesa del perdón o para expresar la alegría de la comunión y la gratitud a Dios

Leer más...

“En las muchas palabras no falta pecado…” Prov. 10: 19

Por Juan José Andrade

“En las muchas palabras no falta pecado: Mas el que refrena sus labios es prudente” (Prov. 10: 19 Versión Reina Valera). La versión Dios habla hoy dice: “El que mucho habla, mucho yerra;
callar a tiempo es de sabios”. Salomón, el hombre reconocido como el más sabio sobre es...

Leer más...

“DEJA QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS”

Primero, en Mateo 8:18 al 22, vemos a dos hombres que se acercan a Jesús con el deseo de ser sus discípulos. Ambos son sinceros y, no obstante, ambos parecen tener algo que los retiene. Entonces Jesús, que conoce todos nuestros pensamientos, va al centro del asunto.

Leer más...

El pecado de David y sus consecuencias: ¿justicia o misericordia divina?

Por Rubén Tenorio

El fundamento del gobierno de Dios descansa en dos grandes atributos: su justicia y su misericordia. Cuando es necesario definir un caso como el de David, ¿hacia dónde se inclina la balanza? ¿En qué encuentra su mayor deleite el Señor?

Leer más...

ENTONAR EL CANTO PARA JEHOVÁ

La nación israelita le había encomendado a una clase específica de levitas que fueran cantores y músicos para los servicios del Templo. Dios dirigía la práctica y dio instrucciones para el servicio, ya que la adoración en el Templo debía ser hermosa y profesionalmente ejecu...

Leer más...